Vivir en Francia, todo lo que debes saber y mucho más

Siempre es bueno expandir nuestros horizontes y alzar vuelo, si es tu caso y te estás planteando vivir en el extranjero has llegado al sitio correcto. Aquí en MarcaLaMilla te traemos este práctico artículo donde te hablaremos un poco de cómo es vivir en Francia. Ciudad soñada por muchos, su romanticismo, gastronomía y belleza, te atrapará.

VIVIR EN FRANCIA

República Francesa

Francia es uno de los 27 países que forma parte de la Unión Europea y es el más grande de esta gran comunidad. Tiene una población aproximada de 67.028.048 habitantes y hablando territorialmente está dividida en dos, que son: el territorio de ultramar, que comprenden casi el 20 por ciento de las tierras francesas. Y el territorio metropolitano, que comprende las islas costeras, el canal de la Mancha, el Mediterráneo y la isla de Córcega.

Vivir en Francia

Dejar todo lo que conoces es un gran paso, pero si le añades irte a un lugar en el extranjero es un gran cambio. Vivir en Francia tiene sus beneficios, será una experiencia totalmente nueva, pero de muchísimo aprendizaje. Pero para lograr una vida estable en cualquier sitio debes trabajar mucho. A continuación te contaremos más sobre esto. Quizás te interese saber sobre el sur de Francia.

Realidad de vivir en Francia

Lo primero que debes tomar en cuenta es que al decidir mudarte ya no puedes mirar con los mismos ojos de turista a este país. Vivir en Francia implica muchas cosas y más si te inmiscuirás en el día a día, su cultura, su gente, entre otras cosas. Infórmate con antelación todo lo que debas saber, sobre su trabajo, la vivienda, ¡todo! de esta manera tendrás una noción básica de que encontrarás una vez allí.

¿Dónde buscar alojamiento?

Una de las primeras interrogantes que debes plantearte al decidir vivir en Francia, y por supuesto algo que requiere de mucha paciencia. Lo primero que debes hacer es preparar una carpeta de inquilino, donde incluirás gran parte de tu documentación personal, como la copia del pasaporte o el carnet de identificación, recibos de pago del alquiler, contrato de trabajo con el pago de los tres últimos recibos.

También suelen pedir un aval, lo que para la mayoría se vuelve un dolor de cabeza, ya que este debe ser presentado en francés. La mayor preocupación de todos es tener un buen sitio para vivir. Y es lo usual que alquiles un apartamento tipo estudio individual o si tu presupuesto no alcanza puedes optar por un piso compartido. Para elegir un buen lugar puedes buscar asesoría por las páginas de internet especializadas para esto.

Si te mudas a este país en condición de estudiante, será un poco más fácil el papeleo de la vivienda. Pero deberás anticiparte pidiendo el cupo en la residencia, por lo general suelen estar bastante indispuestas y ¿cómo no? si es dentro de todo un poco más económico.

Trabajos en Francia

Este país es uno de los destinos más elegido cuando se toma la decisión de mudarse, vivir en Francia les resulta muy llamativo a muchos. Pues en lo laboral ofrece una mezcla de economía estable, un buen patrimonio y una cultura bastante pareja a la hispánica. Lo que hará para la mayoría una adaptación mucho más fácil. Si tu decisión es vivir en la capital, París, debes tomar en cuenta que la vida es un poco más cara y las ofertas de empleo un poco más reducidas.

Si por el contrario, eliges una bonita ciudad a las afueras de la capital o en otras localidades conocidas, tendrás buenas posibilidades de trabajo, con una buena calidad de vida. Y lo más importante el alojamiento no es tan costoso como en París.

Especificaciones generales del trabajo

Como en todos los países que visites, la oferta laboral suelen ser muy específicas, en Francia, el horario laboral suele ser de treinta y cinco horas semanales. Y el sueldo mínimo para un interprofesional impuesto por el gobierno oscila entre los 1520 euros mensuales. Por el contrario las llamadas prácticas formativas, que exceden el mes de duración son remuneradas por la ley a unos 512 euros.

En este último sector, te verás más beneficiado si eres estudiante y tú trabajo está hacia la rama de la informática, suelen pagar un poco más ya que depende de las regulaciones sectoriales. Los horarios laborales en general suelen ser desde las 9 de la mañana hasta las 5 de la tarde. Y por lo general existen diferentes tipos de contratos laborales, los más comunes son: contrato de duración determinada, contrato indefinido y contrato de trabajo temporal.

Requisitos para trabajar en Francia

Otras de las preguntas importantes que tienes que responder antes de irte a vivir a Francia. Para trabajar de modo legal, ya sea de manera temporal o permanente y en condición de extranjero debes saber que hay una serie de requisitos que conocer. Esto aplica para todos, no importa de dónde provengas. En algunos casos deberás hasta solicitar una visa de trabajo. A continuación te contaremos más.

VIVIR EN FRANCIA

¿Eres de América Latina?

Si tu origen es de Sudamérica, debes cumplir con los siguientes requisitos para optar por una oferta laboral y vivir en Francia tranquilamente.

  • Si tu país de origen es Argentina, Uruguay, Colombia, Brasil o Chile, debes poseer la visa VVT (visa de vacaciones/trabajo). Este es un requisito obligatorio impuesto de mutuo acuerdo entre Francia y estos países latinoamericanos, que te accederá laborar y vivir en Francia durante 1 año completo. Esto aplica si tienes entre dieciocho y treinta años de edad.
  • Poseer un permiso de trabajo y de residencia será tu opción si tu nacionalidad no es de los países de Sudamérica mencionados anteriormente. Es un proceso un poco largo por lo que se recomienda tener la mayor paciencia posible. Estos permisos laborales y de residencia dependerá mucho de tus necesidades dentro del país. Y es la manera legal que tienes para optar por un puesto de trabajo.
  • Enamórate de un francés, si eres casado con alguien de este país esta es la opción fácil para ti. No solo obtendrás la nacionalidad del país, también por lógica, podrás acceder a las ofertas de trabajo de una manera súper rápida y sin ningún problema. Ya está disponible en nuestro blog viajar sin dinero.
  • Origen latinoamericano con sangre europea, si es tu situación estás de suerte, al poseer la nacionalidad europea ya tienes todos los caminos abiertos. Solo deberás planificar bien tu mudanza.
  • Tarjeta de residencia familiar de ciudadano de la Unión Europea, es una opción si posees familia en este bonito país. Pero debes armarte de paciencia ya que también suele ser un trámite bastante lento.

¿Perteneces a la comunidad europea?

Como lo mencionamos anteriormente, esto te abre todas las puertas. Si tu origen es de cualquier país de la Unión Europea y decides irte a vivir a Francia, debes saber que existe la libre circulación y desplazamiento. Lo que quiere decir que solo mostrando el carnet de identificación o con tu pasaporte vigente podrás llegar a este bonito país y optar por:

  • Postularse directamente a una oferta laboral.
  • Si quieres empezar solo, pues se emprendedor y comienza tu negocio propio.
  • Solicitar empleo en alguno de los servicios franceses.

De igual manera te recomendamos tener paciencia con estas gestiones, pues a pesar de ser español o de alguna comunidad europea. El proceso suele ser un poco largo y algo pesado.

Trabajar con visa de turista en Francia

Esta la deberás solicitar, como te hemos mencionado, dependiendo tu país de origen. Normalmente dependiendo de los motivos de tu viaje a este país, deberás solicitar la visa para turista. Esto aplica más si tu origen es latinoamericano, pues como te hemos dicho si tu origen es europeo no tendrás la necesidad de realizar este trámite.

Como en todos los países trabajar aquí sin documentación es totalmente ilegal. Pero ya dependerá más de tu integridad si decides saltarte este paso. Pues no te asegura nada un puesto o agilizar tu papeleo tomando esta decisión. Así que piénsalo bien antes de tomar una decisión que a futuro pueda perjudicarte.

El idioma, ¿una barrera para trabajar y vivir?

Para vivir en Francia, lo más ideal es que tuvieras dominio del idioma oficial. Pero si no es tu caso puedes ir aprendiendo en el camino o simplemente inscribirte en una escuela donde puedas aprenderlo. Lo cierto es que, no es una barrera para poder trabajar ni mucho menos para vivir, pero si es mucho más difícil y la experiencia será totalmente diferente. Tanto así que se puede convertir en una odisea total.

Debes tomar en que cuenta que para optar por una buena oferta laboral, el idioma se vuelve una barrera y no te tendrán como opción si no lo dominas. Por no mencionar que de por si le darán preferencia a cualquier ciudadano francés que compita por el mismo empleo. No te desmotives por esto, busca aprender y así tus ofertas mejorarán significativamente.

¿Y si trabajo enseñando español?

Es conocido que los franceses en general no tienen buen manejo de idiomas como el inglés, lo que quiere decir que tampoco lo tendrán del español. Puede que sea un empleo de medio tiempo que pueda ayudarte para algo. Pero a la larga no te dará mucho más.

Curiosidades de trabajar en Francia

Ya que hemos hablado de las cosas más serias como el papeleo y las barreras del idioma, decidimos compartirte unas curiosidades que nos sabías sobre trabajar en Francia. ¡No dejes de leerlas!

VIVIR EN FRANCIA

Saludos al llegar

Lo normal es que al llegar al trabajo se saludan con besos en las mejillas, esto si eres mujer, pues los hombre con un buen apretón de mano basta. Esto llevará un tiempo pues saludar a todo el mundo con besos en las mejillas implica una breve charla de saludo y si no lo haces serás considerado un maleducado. Así que reparte tus besos en cuanto llegues a la oficina.

El agotador papeleo francés

Algo agotador que te tocará vivir si te vas a vivir en Francia, para todo piden certificados, y en algún momento se vuelve agotador. Pues no conforme piden la documentación a cada rato deberás tenerlas traducidas en francés. Así que mucha paciencia y gestiona con tiempo.

¿Día libre?

Tanto como día libre no, pero si es tú caso y tienes hijos, entre niños y adolescentes tendrás los miércoles en la tarde libre. Pues los niños en edad escolar no ven clases los miércoles en la tarde y por lógica no trabajarás en la tarde por lo que puedes pasar buen tiempo de recreación.

Rato de merienda

Una costumbre en los trabajos franceses es que aprovechan y apartan un espacio de su tiempo para realizar una especie de recreo. O como una simple celebración de despedida a un compañero, el cual deberá pagar la cuenta y dar una pequeña despedida. Esto se llama pot de départ.

Interrupción digital

Con esto queremos decir que el gobierno aprobó una ley que aprueba la desconexión laboral. Lo que quiere decir que estas en todo tu derecho en no contestar el teléfono, ni los correos electrónicos en tus tiempos libres. Si estás disfrutando de unas merecidas vacaciones no tienes que tomar las llamadas de tu supervisor. Algo que no se tiene muy claro es si está penalizado responder.

Reembolso por el transporte público

Si es tu caso, al no poseer vehículo propio, la compañía para la que trabajas deberá integrarte el cincuenta por ciento de tu sueldo. Dentro de esta modalidad también entran los que van a trabajar en bicicleta.

Consejos para vivir en Francia

Para nosotros es relevante proponerte algunos consejos, comenzando porque te armes de mucha paciencia al gestionar tus papeles, ya sabes que esto es un camino largo. Así que no te desanimes. Infórmate de todo lo que puedas antes de viajar y por supuesto anticípate en cuanto a costos y disponibilidad de lugares para vivir. Evita malos ratos.  Motívate a aprender el idioma y no te desesperes, esta no es una barrera eterna.

Antes de plantearte vivir en Francia sería muy buena idea que conozcas y viajes por el país todo lo que puedas. No tomes decisiones apresuradas y piénsatelo muy bien antes, esperamos que este artículo te ayude en toda esta travesía. ¡Mucha suerte! Si te gustó este artículo, te invitamos a leer sobre vivir en Madrid.

Deja un comentario