Aeropuertos en Berlín, descubre todos los que hay y más

Berlín es una ciudad con mucha historia que contar, ya que es de las pocas que tienen una relevancia tanto nacional como internacional. Entre las edificaciones con mayor peso histórico, cultural y turístico, se encuentran los Aeropuertos en Berlín. En este artículo conocerás todo sobre cada uno de ellos.

aeropuertos en berlín

Aeropuertos en Berlín

Técnicamente, Berlín solo tiene dos destinos en funcionamiento para los viajes aéreos: Tegel y Schönefeld, dos aeropuertos mal adaptados en extremos opuestos de la ciudad. Pero otros dos ocupan un espacio enorme de la ciudad capital de Alemania.

Está Tempelhof, un aeródromo que fue construido durante el gobierno Nacional Socialista en el corazón de la ciudad y que fue cerrado en 2008. Desde entonces se ha transformado en un parque para llevar a cabo conciertos y otras actividades, aunque recientemente, también sirve para dar vivienda a refugiados.

Finalmente está Berlín-Brandeburgo, el ambicioso esfuerzo posterior a la unificación para consolidar los tres aeropuertos mencionados, en una única instalación moderna que se adaptara mejor a las aspiraciones de la actual capital de Alemania.

A continuación, hablaremos un poco más de cada uno de los aeropuertos en Berlín. Sin embargo, si deseas conocer otros temas relacionados al país europeo, puedes aprender sobre los pueblos alemanes.

aeropuertos en berlín

Tempelhof

Aunque actualmente no está en uso,  sigue siendo una parte integral de la nutrida historia cultural de la ciudad. El aeropuerto de Tempelhof entre los barrios de Neukölln y Tempelhof, tiene sus orígenes en década de 1920 y fue uno de los primeros aeropuertos en Berlín, así como el sitio del emblemático Puente Aéreo, ya que la ciudad estaba dividida y rodeada por el territorio controlado por los soviéticos en la guerra fría.

Las operaciones cerraron en 2008, pero cuando se convirtió en un edificio protegido en 1995, surgió la duda de qué hacer con él. Después de mucho debate, se llevó a cabo una votación pública y se decidió abrir los terrenos masivos como un parque público. Hoy en día, ciclistas, patinadores, corredores y más, pueden recorrer la pista y otros edificios que albergan varios negocios, ferias e incluso, se utilizan como espacio para refugiados.

Para visitarlo, dispones de diferentes opciones como ir en autobús o en taxi, y el precio es relativamente barato, debido que se encuentra en el centro de la ciudad.

Schönefeld

Construido como el aeropuerto del Berlín soviético después de la división de Alemania en la posguerra, Schönefeld comparte la estética rústica y algo desordenada de gran parte de la arquitectura de Berlín Oriental.

Este aeropuerto se encuentra a 18 kilómetros al sur de la ciudad, muy cerca de la comunidad que le da su nombre. Es la principal sede de las aerolíneas alemanas de descuento como easyJet y Ryanair. Asimismo, cuenta con 4 terminales repartidos en diferentes puntos del mismo, ya que es más pequeño que Tegel.

Schönefeld está abierto las 24 horas del día, pero solo las personas con documentos de viaje válidos pueden permanecer entre las 22:00 y las 6:00 horas.

Curiosamente, no se cerrará cuando se abra Brandeburgo, a pesar de que la nueva instalación se encuentra justo al lado, al menos no cerrará de inmediato. De hecho, Schönefeld está obteniendo su propia expansión para albergar a más pasajeros mientras su vecino se tambalea hacia la línea de meta.

Para poder trasladarte de las instalaciones aeroportuarias a la ciudad y viceversa, tendrás que tomar las líneas ferroviarias de la capital alemana. Este recorrido tiene un tiempo estimado de 40 minutos de trayecto.

Tegel

Es otro de los aeropuertos de Berlín y no se trata de uno cualquiera, sino el principal destino de los vuelos internacionales de la ciudad capital, como también la sede de muchas de las más destacadas aerolíneas alemanas. Este aeropuerto se encuentra en el territorio del antiguo Berlín Occidental en la comunidad de Tegel, a unos 10 kilómetros del centro de la ciudad y lleva operando desde el año 1948.

Cuando lo visites, te darás cuenta que su diseño es bastante pequeño y por ende, siempre está lleno de viajeros, sin embargo, sería peor, si no fuera por su forma hexagonal para los terminales, con lo que se consiguió manejar el desbordante volumen de pasajeros.

El beneficio de su pequeño tamaño, es que es bastante fácil y rápido hacer las transferencias dentro del aeropuerto, sin embargo, ten en consideración tomar unos 45 minutos para hacerlo, en caso que no necesitas pasar por seguridad nuevamente.

En líneas generales, una vez que ingresas por sus puertas, estarás a solo unos pasos del avión, aunque los autobuses se utilizan cada vez más para llevarte hasta tu avión.

En el caso del aeropuerto de Tegel, para poder llegar a él, tienes tres opciones:

  • Autobús: es el método de transporte más económico, con un precio alrededor de 3 euros.
  • Taxi: es más costoso que el anterior y dependiendo del número de pasajeros, destino y equipaje, puede superar los 30 euros.
  • Alquilar un coche: dentro de los servicios que ofrece el aeropuerto, podrás alquilar un automóvil, pero es la opción más costosa. Aunque tiene la ventaja de que tendrás mayor libertad al visitar la ciudad.

Si te interesa lo que estás leyendo, puedes informarte sobre: ¿Qué ver en Berlín en 3 días?

Berlín-Brandeburgo

Es el más moderno terminal aéreo de la ciudad y tiene como objetivo asumir el tráfico de los dos aeropuertos anteriores mencionados y fue inaugurado en octubre del año 2020. Cuando viajes a Alemania y preguntes por este aeropuerto, o busques noticias sobre ello, te darás cuenta que está rodeada por varios hechos que le han dado una mala imagen.

Este proyecto nació tras la consolidación alemana al final de los años 90 del siglo pasado y tuvo sus primeros trabajos de construcción en el año 2006, tras una fuerte pelea judicial entre los promotores del nuevo aeropuerto y los habitantes de la zona donde iba a estar. El tiempo estimado para la finalización y puesta en servicio de la infraestructura tenía como previsto el año 2012.

Sin embargo, llegado ese año, notaron que el sistema de contra incendios de los terminales no funcionaba correctamente y otros defectos en la ingeniería. Algunos también consideran que el retraso se debió a problemas financieros, por lo que la apertura se demoró casi una década más y no fue sino hasta finales del año 2020 que abrió sus puertas.

Independientemente de esos escándalos, se espera que logre absorber gran parte de los pasajeros de los otros aeropuertos en Berlín y posicionarse como el tercero del país, junto al de Frankfurt y Múnich.

En caso de viajar a través de este terminal, los medios para transportarse desde el misma la ciudad y viceversa, son los mismo que el Schönefeld, gracias a que parte de las instalaciones del antiguo aeropuerto sirvieron para el nuevo.

Para finalizar el artículo, debemos recomendarte que antes de viajar verifiques los detalles de los sitios a donde irás y las tarifas de entradas, estadía, transporte y más. Si te gustó nuestro artículo sobre los Aeropuertos en Berlín, te invitamos a leer sobre: Destinos Paradisíacos.

Deja un comentario