Cañón del Colorado, cosas increíbles sobre este lugar

Una de las mayores maravillas de la naturaleza que puedes encontrar en Estados Unidos de América y que seguramente has escuchado nombrar alguna vez en tu vida, es el Cañón de Colorado. Esta increíble formación geológica que data de hace millones de años fue ocasionada por el río Colorado y atrae a cientos de miles de visitantes cada año. En esta guía conocerás todo sobre este destino.

CAÑÓN DEL COLORADO

Cañón del Colorado

Incluso tras cumplir más de 100 años, el Parque Nacional del Gran Cañón es tan asombroso como siempre. Camina hasta su borde y observa como la tierra se derrumba en una extensión de picos, mesetas y desfiladeros tan grandes que pueden desorientarte.

Desciende por debajo del borde y la sensación de asombro solo aumenta. El cañón es esencialmente una cadena montañosa invertida de 1.8 kilómetros y 445 kilómetros de largo, donde los muros de piedra escarpados apilados en el cielo y las vistas se multiplican con cada giro.

En el paisaje desértico puede ser la vista más asombrosa. Las fuentes de agua de color turquesas salen de los acantilados rojizos y caen en cascada. En el fondo del cañón, por supuesto, se encuentra el motor de este gran enigma geológico: el vibrante y persistente río Colorado, que excavó el desfiladero durante milenios.

Toda esta maravilla de la naturaleza ha generado que durante años, el parque se llene de gente, más de 6.25 millones de personas lo visitaron solo en 2017. Sin embargo, no dejes que eso te impida planificar un viaje.

Solo una fracción de los visitantes se molesta en descender al cañón, lo que significa que es fácil encontrar la tranquilidad. Pero con 576 kilómetros de senderos establecidos, 445 kilómetros de río para flotar e innumerables panoramas, sitios históricos y miradores para explorar, es difícil saber por dónde empezar.

Aquí le mostramos cómo aprovechar al máximo una aventura en uno de los lugares emblemáticos y escarpados de este país.

Antes de continuar con este artículo sobre el Cañón del Colorado, te invitamos a conocer sobre: Nueva York.

Datos para el Viaje

Antes de visitar el Cañón del Colorado debes saber que, hace bastante calor. Por lo general, en los meses de verano las temperaturas superan los 30 grados Celsius, pero ten en cuenta que es solo en el interior de este lugar. Esto ha generado muchos problemas en los últimos años a visitantes que se adentraron sin estar bien preparados. Dicho esto, es recomendable que planifiques tu visita muy bien, llevando el equipo necesario y haciéndolo en los otros meses del año.

Si un viaje de verano es tu única opción, o si deseas alejarte de las multitudes, ve a North Rim, que recibe aproximadamente una décima parte de los visitantes y, a una altura de 2.5 kilómetros, con un clima un poco más frío que el sur.

Adicionalmente, tienes que saber que, todas las comodidades del parque en el North Rim están cerradas de noviembre a abril, y el camino hacia el parque se cierra en diciembre, o antes si cae suficiente nieve, lo que significa que solo puedes acceder haciendo senderismo o a campo través e incluso, esquiar con un permiso de travesía, si hay bastante nieve.

No importa la temporada, prepárate para algunos trámites y algo de suerte. Muchas de las mejores aventuras del parque, como acampar en el campo, realizar tu propio viaje por los rápidos de Colorado o pasar la noche en el Phantom Ranch en el fondo del cañón, requieren “ganar una lotería” para obtener los permisos necesarios.

CAÑÓN DEL COLORADO

Si estás familiarizado con la navegación en balsa con remos, las posibilidades de obtener un permiso para un viaje por el río no comercial son notoriamente difíciles, especialmente en épocas populares como el otoño y la primavera. Por ejemplo, se solicitaron cerca de 500 permisos solo el 18 de septiembre de 2019.

Por otro lado, algunos días de diciembre, cuando los días son cortos y las noches frías, no hay muchos solicitantes. Independientemente de la fecha, solicitar un permiso cuesta 25 dólares americanos. Pero ojo, eso es solo la solicitud, ya que si la consigues tener, deberás pagar un depósito de 200 a 400 dólares americanos inmediatamente y se aplica a la etiqueta de precio final de su viaje, que dependerá del tamaño de tu grupo.

Al mismo tiempo, tus probabilidades de obtener permisos para mochileros durante la noche son mucho mejores y solo cuestan 10 dólares americanos por permiso, más otros 8 dólares americanos por persona por noche en el cañón u 8 dólares americanos por grupo por encima del borde. Sin embargo, considera lo siguiente: el sistema de reservaciones del parque aún depende de la tecnología del siglo pasado, es decir, debes presentar la solicitud por fax, correo postal o en persona.

CAÑÓN DEL COLORADO

Tu mejor oportunidad para realizar la caminata de tus sueños es enviar una solicitud por escrito un poco más de cuatro meses antes del viaje planificado, durante lo que se llama el período de consideración más temprano, que comienza el 20 de cada mes y se extiende hasta el primero del siguiente.

Las solicitudes de viaje enviadas durante este tiempo son otorgadas a través de una lotería. Después de eso, se asigna por orden de llegada. No te preocupes si no consigues el lugar que deseas y definitivamente no canceles tu viaje. La mayoría de la gente no lo sabe, pero una vez que recibas tu permiso, puedes llamar a la oficina de backcountry para intentar modificarlo.

¿Cómo llegar al Cañón del Colorado?

Tienes que conocer que el Gran Cañón, como también se denomina a esta maravilla de la naturaleza, se divide en dos zonas distintas. Es un viaje largo de cuatro horas y media para llegar de un borde a otro, así que planifica con cuidado. Si visitas North Rim, lo más rápido es volar a Las Vegas, a cuatro horas y media en automóvil desde el parque.

Si te diriges a South Rim, desde Phoenix es un viaje de tres horas y media, aunque puedes  tomar uno de los pocos vuelos diarios a Flagstaff, Arizona, que se encuentra a solo una hora y media al sur del Gran Cañón.

CAÑÓN DEL COLORADO

Por otro lado, está Village, el centro principal para explorar el parque. ¿No tienes coche o prefieres no conducir? El Arizona Shuttle te ofrece camionetas desde Flagstaff hasta la aldea tres veces al día, del 15 de mayo al 16 de octubre.

Puedes conocer otros artículos interesantes en nuestro blog, te invitamos a leer sobre: ¿Qué hacer en Los Ángeles?

Campamentos Base

Cuando visitas el Cañón del Colorado, tendrás a tu disposición distintos campamentos base repartidos por todo el parque, los cuales funcionan como centros de acogida y descanso para los aventureros como tú en sus travesías por el cañón. En total son tres y son los siguientes:

South Rim

También conocido como El Tovar, es un hito, no solo por su ubicación a pocos pasos del borde del cañón, sino también por su estilo arquitectónico característico, que influyó en muchos de los albergues del Parque Nacional que surgieron después.

CAÑON DEL COLORADO

Construido a principios de siglo pasado, vale la pena echarle un vistazo al vestíbulo elaborado con troncos, incluso si no te hospeda allí. Como la mayoría de los alojamientos de NPS (Naval Postgraduate School), las habitaciones son básicas, caras (desde 226 dólares americanos) y difíciles de conseguir.

Si deseas ir a uno de estos lugares, tendrás que reservar con un año de anticipación, especialmente si buscas una de las tres suites con balcón en el lado del cañón, que no se pueden reservar en línea.

Por lo tanto, deberás comunicarte directamente por teléfono al hotel y te costará el doble de la tarifa normal de la habitación. Hay otros cinco hoteles en el área, todos bastante básicos, y otra media docena en la ciudad de Tusayan, a las afueras del parque, a unos 10 kilómetros.

Para acampar en el South Rim, lo mejor es ir 40 kilómetros al este de Grand Canyon Village para disfrutar de las preciadas puestas de sol en Desert View Campground. Tiene un costo de 12 dólares americanos por noche, pero se asigna por orden de llegada, así que planea reservar un sitio a media mañana cuando los campistas se vayan.

North Rim

Durante tu visita, escoge las cabañas occidentales en el Grand Canyon Lodge. Las mejores cabañas que gozan de buena vista al paisaje tienen un precio de 228 dólares americanos y se encuentran disponibles entre el 15 de mayo al 15 de octubre.

Si lamentablemente están reservadas, no te preocupes, puedes tomar una silla Adirondack de la terraza del albergue principal y acomodarte mientras la puesta de sol baña las colinas de los templos de Deva, Brahma y Zoroaster (montañas).

Puedes obtener las mismas vistas orientadas al oeste en North Rim Campground, a 1.5 kilómetros al norte del albergue. Te aconsejamos reservar los sitios del 14 al 19, justo en el borde, si puede, aunque a menudo se reservan con un año de anticipación.

Phantom Ranch

Escondido en una arboleda de álamos con sombra en el fondo del despeñadero, es otros de los lugares que puedes visitar en el Cañón del Colorado.

Tienes que saber, que recientemente cambió su sistema de reservaciones a una lotería y las entradas deben presentarse 15 meses antes de las fechas deseadas.

Si no logras conseguirlo, intenta encontrar un lugar en el Bright Angel Campground adyacente, que requiere un permiso para acampar fuera.

Como dato curioso, todavía puedes pedir comidas para llevar en Phantom Ranch, lo que aligerará tu carga para la caminata.

Aventuras

La mayoría de los visitantes del parque nunca abandonan el enclave desarrollado de Grand Canyon Village en South Rim. Se enrollan en su auto de alquiler, estacionan, caminan hasta el borde de la barandilla, exploran las tiendas de regalos y luego se dirigen al siguiente parque nacional en su lista de verificación.

El parque estima que la visita promedio dura menos de cuatro horas. Incluso subirse a los autobuses gratuitos que se detienen para disfrutar de nuevas vistas a lo largo del South Rim cada kilómetro más o menos es suficiente para dejar atrás a la mayoría de las personas. Cuanto más te alejas del centro de visitantes, más se reduce la multitud.

Esperamos que no seas uno de estos visitantes y puedas disfrutar de todo lo que te ofrece el Cañón del Colorado con las siguientes actividades que te mencionaremos:

Andar en Bicicleta

Alquila bicicletas de Bright Angel Bicycles, ubicado junto al centro de visitantes y recorra el South Rim. Hermit Road serpentea siete millas a lo largo del borde del pueblo y está cerrado a los automóviles privados de marzo a noviembre, lo que lo convierte en uno de los senderos para bicicletas más pintorescos del mundo.

También, puedes dirigirte hacia el este desde el centro de visitantes a Yaki Point Road, el cual se adentra en el cañón y es un lugar popular para ver la luz rojiza del atardecer a través de una franja de cañón de 68 kilómetros desde Palisades of the Desert, 50 kilómetros al este, hasta Havasupai Point, 28 kilómetros al oeste.

Excursionismo

Para las excursiones de un día, evita Bright Angel Trail del South Rim, que cae en el cañón justo en el pueblo, y toma el autobús de enlace desde allí  hasta South Kaibab Trailhead.

Este tiene 11 kilómetros y desciende 7.6 kilómetro hasta el río, pero muchas personas simplemente optan por el viaje de ida y vuelta de 2.8 kilómetros hasta Ooh Aah Point.

En el borde norte, el suave sendero Widforss de 8 kilómetros serpentea a lo largo de la orilla y luego cruza a través de pinos ponderosa y bosques de álamos hasta Widforss Point, donde se pueden ver colinas escarpadas como el Templo de Zoroastro.

El remoto y arduo Thunder River Trail bien puede ser el viaje de mochilero más asombroso del Cañón del Colorado. Comienza el circuito de 30 kilómetros y tres días desde Bill Hall Trailhead en Monument Point.

También puedes intentar cruzar el cañón de extremo a extremo, bajando hasta el río, cruzando el puente en Phantom Ranch y luego trepando por el otro lado. Por supuesto, debes estar en forma y tener todo el equipo necesario. Actualmente existe el récord de una persona que lo consiguió en 2 horas y 39 minutos.

Paseo por el río

Hay dos formas de navegar por el río Colorado: en balsa motorizada o en remo. Se recomienda que realices la segunda opción, ya que podrás experimentar el río a tu propio ritmo, enfrentándote a las imponentes olas en una balsa de remo de 5 metros.

Navegarás a la deriva durante días a través de paisajes deslumbrantes, descenderás por cientos de rápidos galopantes y acamparás cada noche en playas de arena bajo un carril de estrellas brillantes.

Además, puedes empacar comida fresca en hieleras, enfriar bebidas en bolsas de arrastre en el río y, lo mejor de todo, disfrutar de la falta total de recepción de teléfonos móviles.

Concluyendo el artículo, debemos recomendarte que antes de viajar verifiques los detalles de los sitios a donde irás y las tarifas de entradas, estadía, transporte y más. Si te gustó nuestro artículo sobre el Cañón del Colorado, te invitamos a leer sobre: Destinos Paradisíacos.

Deja un comentario