Descubre ¿qué es el Valle De La Luna en Argentina?

Seguramente has soñado con encontrarte o con visitar otro planeta. Si la respuesta a ese planteamiento es sí, seguramente este destino te hará enloquecer. Sin viajar al espacio puedes encontrar un lugar en el planeta tierra que se encuentra muy cercano a esta realidad y MarcaLaMilla te lo trae. Sigue leyendo para que encuentres el camino a Valle de la Luna y mucho más.

VALLE DE LA LUNA

Valle de la Luna, Argentina

Nos ha llegado el momento de ir a un lugar en la tierra que parece ser de otro planeta, y se trata de nada más y nada menos, que el Parque Provincial de Ischigualasto (en quechua: “lugar donde se posa la luna”) o como comúnmente es conocido: Valle de la Luna. Se encuentra muy cerca de la Provincia de San Juan, por lo que llegar hasta el parque, es una tarea que se facilita bastante.

Es un gran lugar de conservación de hallazgos paleontológicos del período triásico de la historia de nuestro planeta, con más de 60 hectáreas de terreno. Además, es una de las reservas de este tipo que se encuentra de forma más completa y ordenada, de todas las que existen y se han encontrado hasta el momento. Las formaciones que conforman este lugar datan de hace 200 y 250 millones de años.

Este lugar cuenta con muy poca vegetación, porque simula algo muy similar a un desierto lunar. Es por esto que este sitio es muy buscado por turistas que provienen de cualquier parte del país y del mundo. Para esto, se puede hacer una visita guiada, la cual es organizada por un experto de la materia y que conoce muy bien el lugar.

En el año 2000, la UNESCO, decidió hacer la declaración del lugar como otro Patrimonio de la Humanidad, debido a lo único y especial de sus características. Ya se encuentra disponible en nuestro blog un artículo sobre ¿Qué ver en Buenos Aires?

¿Cómo llegamos a Valle de la Luna?

Pero, antes de hablarles un poco sobre esta visita y las cosas que podemos ver en Valle de la Luna, es importante que sepamos cómo llegar al lugar. Lo primero que debes hacer para encontrarte en la dirección correcta es llegar hasta la ciudad de San Juan en Argentina. Desde allí puedes tomar un autobús que tarda 4 horas en llegar hasta San Agustín de Valle Fértil.

Este último, es un pueblo bastante pintoresco que se ha convertido en el mejor punto de partida para ir hasta Valle de Luna. Una vez te encuentres San Agustín, debes contratar alguno de los tours. Ellos en su mayoría, ofrecen un 2 x 1. Es decir, van al Valle de Luna y al Parque Nacional de Talampaya, otro parque cuya relación con el primero es muy similar, llegando en algún punto a fusionarse.

Pero, OJO. Es muy importante que sepas que estos tours no salen sino cuentan con un número mínimo de 4 personas por viaje. Por lo que si no cuenta con el número de personas indicadas tendrás que echar el pie por cuenta propia para hacer este bello paseo.

Para hacerlo por tu cuenta entonces debes tomar la Ruta Provincial N° 510 y la Ruta Nacional N° 150, con las que llegaremos hasta el Parque Natural Ischigualasto. Es un recorrido rápido de unos 80 kilómetros más o menos, en los que pasarás por sitios como Usno, Baldes o los Baldecitos.

¿Qué ver en Ischigualasto?

La verdad es que hablar de este sitio es como decir que nos encontramos en un desierto lunar. Seguramente te preguntarás que podrás hacer allí, además de ver el paisaje y conocer los yacimientos antropológicos. Aunque la idea es cierta, a medias, te sorprenderás con que hay muchas cosas que ver y conocer en Valle de la Luna.

La preservación del parque se ha mantenido hasta el momento, por la decisión que se tomó de permitir que los turistas sólo accedan a una parte del mismo. El recorrido se puede llegar a hacer en unas 3 horas, y en algunas partes te puedes bajar del vehículo para tomar las fotografías que necesites tomar. Sigue leyendo para que encuentres cada una de las cosas que puedes conocer aquí.

  1. Riqueza paleontológica

Aunque te cueste hacerte la idea, hace millones de años en este lugar convivieron animales prehistóricos. Y ¿cómo no iban a hacerlo? Si estamos hablando de que antes, en esos muchos años atrás, este terreno era un valle capaz de tener en su interior vida de diversas especies. Esto ha generado que en este lugar sea un paraíso para los amantes de la antropología y la investigación de la vida en la tierra.

Cuenta con muchísimos restos e indicios naturales que han sido estudiado por muchos años. Y lo más importante de todo es que lo podrás ver haciendo un recorrido de unas 3 horas en carro, que será guiada siempre por un local, quien además irá haciendo acotaciones que te harán el recorrido realmente interesante. Las paradas se realizan en 5 estaciones: El Gusano, La Esfinge, Valle Pintado, la Cancha de bochas, el Submarino y el Hongo.

VALLE DE LA LUNA

  1. Museo de Ciencias Naturales

Se encuentra dándonos la bienvenida en la entrada del parque. El lugar es algo pequeño, pero es una excelente introducción a lo que nos espera más adelante. Hay una serie de maquetas y cosas que se encuentran dispuestas a mostrarnos la historia y los conocimientos básicos del terreno que está aguardándonos más allá. Por ejemplo, existe la explicación de aquellos procesos de evolución del planeta.

Haciendo esta visita previa, también entenderemos mucho sobre la actividad paleontológica en el lugar. Las diferentes etapas que se atraviesan en estas tareas arqueológicas, incluidas la estructura de las exhibiciones que son mostradas al público. Mientras realizas el recorrido por las instalaciones del museo, serás acompañado por un guía que, generalmente es un estudiante joven, quienes te ayudarán a entender muchísimas cosas del lugar.

Sin embargo, la principal atracción de este lugar la componen el Eoraptor Lunensis, y el cráneo y la garra del Herrerasaurus Ischigualastensis, que son hasta el instante, los restos de los dinosaurios con más antigüedad que se conocen. Es muy impresionante encontrarse con estos ejemplares tantos años después.

  1. Milenios de evolución

Cuando te encuentres en el lugar comenzarás a escuchar que hablamos de milenios y años atrás en los que se formaron estos terrenos. Se habla incluso de unos 60 millones de años atrás, en los que las masas de piedras y rocas que conforman este territorio de la Cordillera de los Andes, fueron aplastadas en contra de las Sierras Pampeanas.

Cuando esto ocurrió, los ríos y valles que en aquel entonces existían, fueron dejados a la intemperie, provocando de esta forma que los mismos comenzaran a extinguirse, quedando solamente lo que hoy en día encontramos en el sitio. Mucha parte de esto, lo debemos a los agentes erosivos. Esto comenzarás a presenciarlo una vez se encuentre el número mínimo de carros requeridos para iniciar el recorrido.

  1. Formaciones rocosas

Ya listos para iniciar, bajo la fuerte brisa que se concentra en el lugar y que de vez en cuando levanta un poco de polvo del desierto, nos aventuramos a conocer lo que viene ahora. De aquí en adelante realizaremos una serie de paradas, siendo la primera “El Gusano”. Es una gran hilera de rocas que hacen la simulación del insecto, y en donde se encuentra una de las rocas con más antigüedad que se puede hallar en el parque.

De esta forma, comenzaremos a darnos cuenta, como si fuera un libro ordenado, cómo se suscitaron todos los eventos de este período triásico de la era mesozoica del planeta. De una vez te decimos que, no te darás cuenta de esto de buenas a primeras. Con la ayuda del guía es que irás notando los cambios y las diferencias.

Una de las cosas que estamos seguros más te impresionará mientras observas este gusano de piedras, será el darte cuenta que hace millones de años, el suelo que pisas se encontraba bajo agua. Busca allí en sus rocas, la hoja del helecho fosilizada, será una experiencia realmente impresionante, lo que te invita a continuar el paseo en el valle del desierto y unos paisajes de imaginación y ficción.

  1. Música del viento

Nuestra segunda parada la realizaremos en un lugar que es denominado “Valle Pintado”. Otro paisaje desértico y desolado se abre paso ante nuestros ojos y su nombre le rinde homenaje, a los huecos y las zanjas que se abren paso en el suelo, producto de algunos ríos que existieron en ese lugar y que hoy no veremos. En este lugar presta atención a tu sentido del oído.

VALLE DE LA LUNA

Te invitamos a cerrar los ojos por un momento y disfrutar del canto del viento que pasa sobre las lomas, las piedras y sobre el suelo del lugar. Esta brisa fuerte mismo ha sido protagonista en la evolución de este paisaje, para que llegue a lo que hoy en día podemos ver. Aquí se encuentran la mayor cantidad de restos fósiles del parque y no dejará de impresionarte el verlos como dispuestos en un museo al aire libre.

Dato curioso

El guía de la caravana comenta que antes de que se les realizarán los estudios paleontológicos a los fósiles, muchos de los viajeros que atravesaban la zona, asumían que los mismos eran los esqueletos de vacas, que se encontraban llenos de pantanos por encontrarse expuestos al medio ambiente.

  1. Impresionante naturaleza

Nuestra siguiente parada la haremos en una de las zonas más conocidas de Valle de Luna, la famosa “Cancha de bochas”. Y entendemos perfectamente a qué se debe este nombre tan peculiar. Es un terreno llano, muy desértico, en el que se encuentran muchas bolas que parecieran haber sido pulidas perfectamente, encontrándose todas de forma desordenada.

Son piedras, aunque no lo creas, y muy pesadas, que se fueron formando con el paso del tiempo por los mismos componentes del suelo en el que se encuentran. ¿Una explicación para este fenómeno? La verdad es que se han realizado muchos estudios sobre las rocas perfectas y la conclusión que parece ser la más acertada es que, se forman a través de la unión de partículas que se unen por atracción molecular.

No podrás ingresar a verlas desde muy cerca. Esto se debe a que en muchas ocasiones algunos visitantes irresponsables se paraban sobre ellas, o en el peor de los casos, se las llevaban como si fuera un recuerdito. Pero, no te preocupes. Igualmente podrás verlas desde muy de cerca y maravillarte con su extraña formación.

  1. Finalizando el recorrido

Continuando con el recorrido, llegamos a las dos últimas paradas del viaje: “El Submarino” y “El Hongo”. Son las zonas que, de seguro, más atraparán tu atención, como sucede con muchos de los visitantes. El viento ha hecho sus mejores trabajos en esta zona, y ha formado, a su total capricho, unas formas rocosas bastante llamativas y extrañas.

La primera de ellas, forma una estructura muy similar a la del transporte subacuático con dos columnas que se alzan sobre el resto. Sin embargo, se tiene estipulado, por los estudios realizados, que muy posiblemente estas dos columnas, en unos 10 años puedan caerse, por los mismos esfuerzos de la naturaleza.

Como vas hay muchas cosas que ver en este lugar encantado y detenido en el tiempo. Pero, si quieres vivir la experiencia con mucha más acción, aventura y adrenalina, puedes averiguar más información sobre los circuitos de senderismo, bicicletas y la famosa caminata al Cerro Morado. Estos tienen otro costo y precio, por lo que informarte es la primera acción antes de iniciar el viaje.

Ya tenemos disponible en nuestro blog un excelente artículo para que puedas sorprender a ese ser tan especial para ti. Descubre todo sobre ¿Cómo regalar un viaje?

Formaciones geológicas, algo más que ver

Como ya te hemos mencionado, hay muchas cosas que ver en el parque, pero las más relevantes son las formaciones de las piedras y las rocas que se encuentran en el parque. Aunque para un ojo inexperto, sea difícil reconocerlas, aquí te vamos a dar un breve adelanto de los tipos que se encuentran en los terrenos del parque. Si logras diferenciar algunas de ellas, coméntanos:

  • Talampaya y Tarjados: las encontraremos en la parte más occidental del parque, más hacia La Rioja. Su color es pardo y se componen generalmente de arenisca.
  • Chañares: más hacia San Juan encontraremos estas formaciones, que son de colores grises y blancas. Su composición se forma a base de arenisca y arcilla.
  • Ischichuca: un poco más al noreste del parque, veremos este tipo de formaciones negrillas integrada de arcilla y arenisca muy delgadas. En algunas de ellas puedes encontrar algunos fósiles de plantas y animales.
  • Los Rastros: más al norte del sur, podremos ver este tipo de rocas, que son considerados los vestigios más reales del lago Ischichuca.

Quizás no seamos los más expertos, pero con esta corta información sabremos un poco más de lo que allí vamos a encontrar. Lo importante es entender que no solamente se trata de piedras y suelo, sino que estamos viendo una parte muy importante de la historia de nuestro planeta.

Una atracción para los Geólogos

Para los estudiosos de la tierra este lugar se ha convertido en un paraíso arqueológico y paleontológico. Esto se ha dado desde el año 1930 aproximadamente, cuando comenzaron los primeros estudios en el lugar. Desde ese entonces, se han comenzado a encontrar los fósiles de animales como el cinodonte, que es considerado en la actualidad como el primer estudio realizado sobre los restos que se encuentran en el Parque Ischigualasto.

VALLE DE LA LUNA

Muchas son las universidades que ha centrado en llevar a sus estudiantes al lugar, y es por esto que, muchos de los guías que se encuentran en el sitio son estudiantes y jóvenes. De esta forma es que se han producido algunos convenios con otras universidades de renombre, entre la que destaca la Universidad de Harvard de Estados Unidos, para la cooperación de estudios sobre la geología del lugar.

Este lugar ha sido el sueño cumplido de muchos estudios de la materia. ¿Conseguir un lugar desértico, con un suelo por estudiar y muchos restos fósiles en perfecto estado? Se creía imposible. Pero, en el parque de la Valle de la Luna, este sueño se hizo realidad, tanto para los argentinos como para los extranjeros interesados en el tema.

Nueva visión en el Parque Ischigualasto

En pro de mantener y resguardar el título otorgado por la UNESCO de Patrimonio de la Humanidad, otorgado en el año 2000, la administración del parque y el gobierno nacional, han decidido promover una nueva etapa en el parque. Esta nueva era del lugar vislumbra dos bases esenciales: el eje vivencial y el eje turismo – ciencia.

Eje vivencial

Con este eje fundamental de la nueva visión que se le quiere dar al parque, se procura llevar la actividad turística a los niveles más óptimos. Resaltando a Valle de la luna como un paisaje único de las geoformas, se procura la mayor atracción posible de personas ajenas al sitio. Es ente eje, en el que se visualizan los recorridos que actualmente se realizan en el complejo, entre los cuales se encuentra el que aquí te hemos presentado.

Eje ciencia – turismo

Con esta visión nueva, se busca darle el merecido valor que tiene el parque como uno de los yacimientos más ricos del planeta del período Triásico. Tomando en cuenta, que es uno de los más importantes del mundo, se busca darle la mayor importancia posible al aspecto paleontológico y al geológico.

De esta forma, llevando a cabo estos nuevos lineamientos, se busca perseguir la mayor explotación posible de los aspectos científicos y turísticos del Parque Provincial de Ischigualasto. Se busca que, en un futuro muy cercano, sea cada vez más lo que los turistas puedan conocer del parque y que hasta el momento se ha mantenido oculto para aquellos que no son estudiosos de la materia.

Esto permitirá que en algún punto los turistas, puedan acceder a aquellos sitios en los que se encuentran en estudio algunos fósiles encontrados. Lo que permitirá enseñar a los visitantes el valor de la paleontología, los estudios y avances científicos que se tienen en el lugar de la mano de los guías más especializados del lugar.

Conservación del lugar

Con la importancia que tiene este parque para el mundo, se hace de vital acción la aplicación de sistemas de conservación que permitan mantener en la medida de lo posible, muy bien conservado el parque Valle de Luna y todo lo que en su interior contiene. Por esto, es que las autoridades del parque, y las gubernamentales pertinentes, han ideado un excelente plan de manejo y conservación de los recursos naturales que se encuentran en el parque.

VALLE DE LA LUNA

Sin embargo, es muy importante que nosotros, los visitantes, que vamos a conocer este lugar mágico y extraterrestre, tengamos la suficiente madurez y conciencia para poder hacerlo. Recuerda que parte de la historia muy importante de nuestro planeta se encuentra contenida en este sitio. Es por esto, que te pedimos que vayas con el mejor espíritu de conservar todo lo que encuentres en el lugar.

Evita echar basura en el sitio, la contaminación en todas sus formas, hacer un mal uso de los recursos naturales que allí se encuentran, y por supuesto, evita llevarte del lugar algunas piedra, rocas o fósiles. Aunque hay personas que creen que se están llevando un pedazo de recuerdo de su viaje, lo que están es contribuyendo con el deterioro del parque.

Transporte para hacer el recorrido

El viaje lo puedes realizar en el vehículo que hayas alquilado para este viaje, en tu vehículo propio o en último caso, en el transfer del tour que hayas contratado. Recuerda que una vez que se cuente con la cantidad mínima de carros, requerida por los guías del parque, es que se inicia el recorrido.

Si quieres saber cómo es posible que se pueda realizar un viaje sin dinero, te invitamos a que visites la entrada en nuestro blog que tiene toda esta información: ¿cómo viajar sin dinero?

Precios de las entradas

El parque cuenta con un recorrido general, que es el que te hemos mencionado anteriormente en las cosas que ver en Valle de la Luna y que es el que la mayoría de los turistas toman. Los precios del mismo son los siguientes:

  • Entrada General por personas: 600 pesos argentinos.
  • Estudiantes y jubilados por persona: 300 pesos argentinos.
  • Residentes de San Juan por persona: 300 pesos argentinos
  • Niños menores de 6 años: entrada gratis.

Como te hemos mencionado más arriba existen otros tipos de circuitos que se pueden hacer en este parque. Entre ellos tenemos:

  • Trekking Cerro Morado y Camino pequeño: 450 pesos argentinos por persona.
  • Circuito en bicicleta: por un precio de 400 pesos argentinos por persona.

Un viaje con la Luna

Existe un paquete diferente a los que ya te hemos mencionado y su principal atracción es la Luna Llena. Estos recorridos se realizan en horario nocturno y se hacen dos días antes de que haya luna llena; y un día después de la misma fase lunar. El recorrido con esta modalidad tiene un tiempo de duración de unas 3 horas, muy parecido al recorrido general.

VALLE DE LA LUNA

El precio de esta modalidad es de 500 pesos argentinos por persona, y te aseguramos que, si corres con la suerte de hacerlo, no te vas a arrepentir. Son muy bellos los paisajes que se logran captar en Valle de la Luna iluminados por la luz de la luna.

Para realizar este tipo de circuito, es necesario que realices una reservación del mismo con anticipación de dos días antes de la fecha en la que quieres realizar la excursión. Y a modo de recomendación, es importante que llames antes del viaje, ya que ellos pueden ser suspendidos por motivos climáticos.

Horario

El horario de este lugar varía de acuerdo a los meses del año en el que vayas. Nuestra mejor recomendación, es que antes de ir averigües muy bien, el horario para evitar los posibles inconvenientes. De forma general, el horario del parque funciona de la siguiente manera:

  • Desde el 01 de octubre al 31 de marzo: se encuentra abierto al público desde las 08:00 a las 17:00 horas.
  • Desde el 01 de abril al 30 de septiembre: se encuentra disponible para los visitantes desde las 09:00 a las 16:00 horas.

Es cuestión de que verifiques con qué fecha coincide tu viaje para que tengas una mejor planificación del viaje hasta Valle de la Luna.

¿Cuándo debo ir?

El parque se encuentra funcionando para recibir al público la mayor parte del tiempo y en cualquier estación del año. Sin embargo, te recomendamos que no lo visites durante la época del verano, ya que es en este tiempo, en el que hay mayores precipitaciones. Cuando el parque se encuentra bajo esta condición atmosférica, hacer el recorrido es casi imposible, ya que el camino se pone muy pantanoso.

De igual forma, es en verano cuando se registran temperaturas realmente elevadas, lo que puede perturbar un poco el viaje si no estás acostumbrado a estas temperaturas. Eso sí, cuando entra la tarde, bajan el frío considerablemente por lo que te recomendamos que lleves un abrigo para el caso.

¿Dónde dormir en Valle de la Luna?

En el Parque Ischigualasto, existe una zona que se encuentra destinada para acampar. En ella encontraremos las instalaciones básicas del caso. Si eres de los aventureros al máximo y esta es una idea que te gusta, entonces te recomendamos que lleve la ropa adecuada (para el frío de la noche), suficiente agua potable y la comida necesaria y fácil, para que tu noche sea la más confortable dentro de lo que cabe.

Es muy importante que sepas que en el lugar no se cuenta con electricidad, por lo que si quieres mayor confort entonces lo mejor será buscar resguardo en los pueblos cercanos. Entre los sitios en los que puedes ubicar una buena habitación para pasar la noche, te recomendamos que revises los pueblos de Patquia, que se encuentra a 100 kilómetros de Valle de la Luna.

VALLE DE LA LUNA

Otro pueblo en el que puedes ubicar alguna habitación para pasar la noche tenemos Villa Unión, que se encuentra un poco más alejado, a unos 180 kilómetros. Y, nuestra última opción, la tenemos en Valle Fértil, que se encuentra a unos 80m kilómetros de ripio, y es un lugar en el que también puedes ubicar un buen alojamiento.

Si quieres ubicar un mejor alojamiento, muy cerca en La Rioja, se encuentran algunos hoteles que están muy bien en la escala precio – calidad. Este lugar dista de Talampaya con unos 72 kilómetros de distancia. La verdad es que opciones hay, lo importante es buscar muy bien con tiempo para evitar los contratiempos.

¿Qué comer en las cercanías?

Ya te hemos mencionado que en el Parque Valle de la Luna se encuentra una pequeña cafetería en la que puedes comer algo sencillo. Si te encuentras buscando una comida más completa, entonces es hora de buscar en lugares que se encuentren cerca del parque. Algunos de los sitios más recomendados por los usuarios que visitan el Parque Ischichuca, son los siguientes:

  • Restaurante Baró: en San Juan, específicamente en la Rivadavia 55 Oeste Frente a la Catedral, encontraremos este bonito restaurante en el que vende todo tipo de comida, especialmente la argentina es muy buena, y que está abierto hasta tarde. Además, los precios son muy buenos, lo que hace que sea una buena parada para todos los turistas que van hasta Valle de Luna.
  • La Tila: ubicado en Calle Mitre S/N Terminal de Ómnibus, San Agustín del Valle Fértil, hallaremos este sitio muy bueno para hacer una parada y comer. Venden pastas y carnes y cuentan con muy buenos precios también.
  • Triásico Restaurant: si quieres continuar con la temática de los fósiles antiguos y los dinosaurios, este un lugar espectacular para hacer una parada y recargar las energías. Lo hallamos en Calle Tucumán, San Agustín del Valle Fértil, y es un excelente lugar para comer en familia. Lo malo de este lugar, es que las porciones de comida, a pesar de ser muy sabrosas, son muy pequeñas y los precios son bastante elevados.

Si eres más aventurero, puedes pedirle opinión a los guías y a los lugareños, que siempre se encuentran más que dispuestos a orientar a los turistas. Toma el riego y prueba un nuevo lugar que se encuentre cerca del Parque Valle de la Luna.

Curiosidades del Parque Ischichuca

Este lugar guarda muchos misterios, más allá de los estudios científicos a los que se ve sometido todo el tiempo. Hay muchas cosas que los turistas que llegan hasta el parque desconocen, por lo que aquí te traemos algunas curiosidades del lugar:

Terreno del parque

Este parque cuenta con 62 hectáreas en las que se conservan, de muy buena forma, todos los restos fósiles y milenarios del período Triásico.

Un camino de dinosaurios

Mientras haces el recorrido, hazte a la idea, que te encuentras paseando por el mismo sitio donde hace millones de años vivieron los animales de la época: los dinosaurios.

Origen del nombre

Ya te hemos mencionado que el nombre de Valle de la Luna, deriva de su nombre nativo Ischichuca, que significa “sitio donde se descansa la luna”.

VALLE DE LA LUNA

Algunas réplicas

En la entrada, en el Centro de Interpretación, encontraremos algunos fósiles de los que han sido hallados en el parque. La verdad es que estos no son los originales. Muchos de ellos son réplicas, lo que ha permitido una excelente conservación de los originales.

Consejos generales para Valle de Luna

En MarcaLaMilla queremos que tu experiencia en el territorio lunar del planeta, sea una realmente única y maravillosa. Es por esto, que te recomendamos revisar los siguientes consejos. De esta forma estarás evitando contratiempos que puedan ser contradictorios para tu disfrute y gozo.

Comida en el parque

En el lugar, a pesar que se encuentra un restaurante, en el que puedes adquirir algunos alimentos, no se cuenta con un market que tenga gran variedad de alimentos. Es por esto, que te recomendamos que lleves agua potable para el recorrido, así como alimentos que sean de fácil preparación. De esta forma te evitarás tener que salir del complejo en altas horas de las noches, o interrumpir tu recorrido por estos motivos.

Vestimenta

Lo primero que te vamos a recomendar es que uses protector solar y de ser posible llevar sombreros o gorras que te ayuden a protegerte del sol y del clima. Si piensas quedarte en la noche en la zona de acampar, entonces te recomendamos que lleves ropa para abrigarte, ya que las temperaturas en la noche tienden a bajar considerablemente.

Planificación de tu viaje

Como siempre te recomendamos, la mejor forma de iniciar un viaje es encontrando el tiempo y el espacio para realizar la mejor planificación del mismo. Si lo haces, de esta forma, corres con más posibilidades de encontrar ofertas y baratas en los precios de los pasajes en avión, del hospedaje y del transporte.

Verifica los precios

Te pedimos que antes de iniciar tu viaje te encargues de verificar los precios que te hemos mencionado en el presente artículo. Recuerda que los mismos pueden verse afectados por las variaciones del tiempo y lo que menos queremos es que se presenten contratiempos presupuestales. Como siempre te decimos, es mejor prevenir que lamentar.

No se encuentra ni en la Luna ni en Marte. Está en Argentina y todos podemos visitarlo si nos proponemos ir. No desestimamos la belleza que nuestro planeta tiene para ofrecernos y vayamos hasta Valle de la Luna a conocer todo sobre la historia que ha hecho que hoy en día vivamos la historia y la realidad que conocemos. Si te ha gustado nuestro artículo te invitamos a que también leas sobre El Mejor Día para Comprar Vuelos.

Deja un comentario