Perpignan, ciudad francesa fronteriza con España

¿Sabías que hay una ciudad a la que llaman El centro del mundo? Pues se trata de Perpignan, un rincón de Europa en el que hicieron vida artistas de la talla de Dalí, Rigaud o Maillol, y que sin duda te hará evocar la belleza de la edad media con el encanto cosmopolita de lo contemporáneo. Sigue leyendo para que planees tu próximo viaje…

perpignan

Historia de Perpignan

Perpignan es una ciudad cuya pertenencia a determinado país, es muy debatida. Oficialmente se encuentra al sur de Francia, sin embargo, también fue parte de España durante años, específicamente de Cataluña, por lo que también se la adjudican los catalanes como propia.

Este cambio de país fue en el año 1659, momento en el que se firmó el Tratado de los Pirineos. Es un documento que corresponde a un acuerdo al que llegaron las monarquías de España y Francia para llevar la paz a ambos países, luego de muchos años de conflicto en la región de los Pirineos.

La ciudad de Perpignan viene a ser la capital del condado del Rosellón, así como del distrito que lleva su mismo nombre, en Francia. Está ubicada en el margen inferior del río Têt. Después de la Guerra Civil Española, a partir de los años 40, Perpignan fue el lugar de asilo de muchos exiliados españoles. Hoy en día, se le conoce también como “Capital de la Cultura Catalana”.

Si te gustan los pueblos y ciudades españolas, seguramente también te interesará saber qué ver en Pontevedra.

Origen del nombre Perpignan

Como en Perpignan se habla casi por igual el catalán y el francés, pues su nombre también se puede adaptar a cada idioma. Perpignan es el vocablo francófono, pero en la lengua catalana, que se habla en los Pirineos Orientales, sería Perpinyá. Y por supuesto, en español, Perpiñán.

Este nombre apareció por primera vez en un documento del año 927, como Perpianum. Luego, se lo consigue como Villa perpinianum, en el 959 cuando estuvo ocupada por romanos. Aparece también como Perpianum en el siglo XI; Pirpiani en 1176 y posteriormente Perpenyá en el siglo XIII, siendo este el nombre más usado hasta el siglo XVII.

A través del tiempo, este nombre ha cambiado dependiendo del gobierno de turno. No obstante, la raíz ha permanecido y de hecho existen varias versiones de la toponimia de Perpignan. Pero eso ya es asunto de los historiadores.

Monumentos y atracciones de Perpignan

Perpignan está lleno de sitios interesantes, tanto naturales, como intervenidos por el hombre, así que ofrece variedad de opciones para todos los gustos. Puedes encontrar estos lugares, entre muchos otros:

Históricos

La Catedral Saint-Jean Baptiste o San Juan Bautista, de estilo gótico, que alberga la tumba del rey de Mallorca, Sancho I de Mallorca. Esta catedral está ubicada cerca de la Iglesia de San Juan el Viejo, de construcción románica y emplazada en el centro de Perpignan.

La Citadelle o Ciudadela, conocido también como el Palacio de los reyes de Mallorca, es un edificio ubicado en la colina llamada Puig del Rei. Desde allí se ve toda Perpignan, pues era la casa de gobierno cuando la ciudad fue la capital del Reino de Mallorca, en el siglo XIII. Es el núcleo histórico, donde se consiguen las iglesias, monumentos y atracciones más importantes.

El Camposanto, un claustro-cementerio que data del siglo XIV. Este es el claustro con fines funerarios más grande que se puede encontrar en toda Francia, con dimensiones de 50mx50m. Como es tan grande, actualmente se realizan eventos en ese espacio.

perpignan

Naturales

El sitio arqueológico Ruscino, es un yacimiento de una ciudad que estuvo antes de la fundación de Perpignan, llamada Ruscino. Existen vestigios de un foro romano, aunque también hubo presencia musulmana. Se puede visitar sólo con permisos de la Oficina de Turismo.

El Jardín de la Miranda, es un espacio donde se pueden apreciar plantas autóctonas como algunos arbustos y árboles, pero también de otras especies de olivos o granadas aclimatados a Perpignan.

El Macizo del Canigó, una formación montañosa ubicada al sur de Francia, en los Pirineos. Se encuentra entre varias comarcas y la Oficina de Turismo de Perpignan ofrece visitas a los turistas.

Culturales y artísticos

Le Castillet, es un símbolo de Perpignan, por todo lo que ha representado a lo largo de la historia. Primero fue la puerta de la ciudad, un fuerte amurallado desde cuya torre se puede ver toda Perpignan. Luego fue prisión y actualmente es el ayuntamiento y sede de la Casa Pairal. Destacamos que esta Casa Pairal, es un museo de la cultura, artes y tradiciones del pueblo catalán.

Museo Hyacinthe-Rigaud, lleva el nombre del pintor catalán que trabajó para la corte del entonces rey Luis XIV. Contiene pinturas de otros grandes artistas como Picasso, Millol, Dufy, entre otros. Si los museos son tu onda, te invitamos a leer nuestro artículo sobre los mejores museos de Madrid.

perpignan

El Museo de historia natural, cuenta con una gran colección permanente de animales, algunos muy raros y otros ya extintos de los Pirineos Orientales, fauna autóctona y hasta tienen una momia egipcia en su respectivo sarcófago, perteneciente a la XXIII dinastía.

Museo Puig, o casa de las Tilas, es también sede de la Biblioteca Bernard Nicolau. Es un museo de medallas y monedas, con una gran cantidad de ejemplares, desde los más antiguos hasta los contemporáneos, de origen catalán y rosellonés.

Teatre L’Archipel, porque no todo es medieval en Perpignan. Este teatro construido en el 2011, es bastante vanguardista, pues se trata de una estructura redonda y roja, con capacidad de 1500 personas entre las dos salas que lo conforman.

La casa Xanxo, en la que se realizan conferencias o exposiciones de forma temporal, tiene como principal atractivo su fachada. Esto se debe a un friso bastante llamativo, en el que se puede ver una serie de esculturas que representan perversiones y pecados en el infierno.

El Hotel Pams, con sus ostentosas decoraciones en oro y mármol, así como un patio lleno de esculturas y fuentes. Lamentablemente, no está abierto regularmente al público, excepto en algunas festividades, eventos privados o relacionados con el patrimonio.

Múltiples plazas como la Place de la République, Place d’Arago, o la Gambetta, que ofrecen cafés, mercados y vistas hermosas de la ciudad y sus monumentos. También está el cinéma Castillet, un cine histórico de la ciudad de Perpiñán, en el que se proyectaban las películas que estaban prohibidas durante la dictadura de Franco. Muchos españoles vieron allí la película El último tango en París.

Festividades y eventos

Perpignan es una localidad en la que abundan las celebraciones, festivales y expresiones culturales. Ya sean propias de la cultura catalana o francesa, a continuación te presentamos las principales:

La Sardana

Hay una danza típica catalana, conocida como la Sardana. Es popular en toda el área del Rosellón y especialmente Perpignan es uno de los lugares donde más la bailan. Se trata de una ronda formada por bailarines tomados de la mano, que se mueven al compás de una vibrante música. Es común verlos reunidos danzando en Le Castillet cada verano.

Ataviados con los trajes tradicionales catalanes, los bailarines usan también unas alpargatas llamadas “vigatanes”, que van atadas hasta la rodilla. Mientras tanto, se escucha de fondo a la Cobla, es decir, la orquesta catalana que tradicionalmente toca las sardanas. Son once músicos tocando flauta, pandereta, “tible y tenores”, trompetas, trombones, “fiscorns” y contrabajo.

Fiesta de Sant Jordi y Sant Joan

Celebradas el 23 de abril y el 24 de junio, respectivamente, son muy populares en el Rosellón. Esto se debe a que Sant Jordi, o Jorge en francés, es el santo patrón de Cataluña, mientras que Sant Joan (o Juan Bautista) es el patrón de la ciudad de Perpignan.

Se cuenta que San Jorge liberó a la princesa Silenus de un dragón que la tenía como prisionera. Cuando San Jorge atacó con su lanza y mató al dragón, brotaron rosas rojas de los lugares donde había caído sangre de esta criatura. Como se estableció que el santoral coincidiera con el día del libro, es costumbre que en esa fecha se regalen libros y rosas rojas.

En el caso de Sant Joan, como mencionamos antes, su santoral es una fiesta mayor en Perpignan. Como también ocurre durante el solsticio de verano, hay mucho sincretismo alrededor de esta festividad. De esta manera, se encienden fuegos en el Canigó, se bailan sardanas y hay fuegos artificiales.

Otra atracción tradicional de esta fecha, es el ramillete de Sant Juan, que está formado por distintas hierbas que deben ser recogidas al amanecer. Se dice que traen buena suerte y en Perpignan se reparten en las proximidades del Castillet.

perpignan

La procesión de La Sanch

En español es la procesión de la Sangre, y se trata de una conmemoración propia de la Semana Santa, específicamente del Viernes Santo. El origen de este suceso, data del 11 de octubre de 1416, fecha en la que el monje dominico Vicens Ferrer (luego San Vicente Ferrier), predicara junto a otros penitentes y se azotaran por el perdón de los pecados propios y de los demás.

Ese mismo año, se fundó la cofradía de la Sanch, en la iglesia Sant Jaume, allí mismo en Perpignan. Esta Hermandad se enfocaba en asistir a los condenados a la muerte durante todo su proceso, recoger los cuerpos y llevarlos a tierra sagrada, para recordar siempre la Pasión de Cristo.

Es una tradición que tiene más de 500 años realizándose. Durante un tiempo, en el siglo XVIII, fue prohibida por el gobierno francés, por considerarla demasiado española y grotesca, por lo que los penitentes la hacían intramuros en la iglesia de Sant Jaume. Para 1950, se autorizó nuevamente que se hiciera el desfile por las calles de Perpignan.

Se trata de un acontecimiento único en toda Francia, propio de Rosellón. Para presenciarlo, sólo debes estar en Perpignan durante la tarde del Viernes Santo, pues la procesión comienza a las 3 de la tarde y se genera una atmósfera muy peculiar en torno a ella.

Les Toques Blanches de Roussillon

En lo que a culinaria se refiere, este encuentro reúne a varios de los chefs más destacados de esta región. Es un evento organizado cada dos años, en el que se exalta la cocina típica local. Alrededor de 2500 personas se reúnen para degustar estas preparaciones y acompañarlos con vinos y embutidos, entre otros productos regionales, a precios accesibles.

Visa pour l’image

Es un evento anual, en el que por tres semanas de septiembre puedes disfrutar de un festival de fotoperiodismo, totalmente gratuito. Suele realizarse en edificios históricos, en los cuales hay charlas y proyección de videos, además de las fotografías.

Trobades medievales

Perpiñán se vuelve más medieval cuando celebra las trobades medievales. Son fiestas anuales que se realizan en el centro histórico de la ciudad, que incluyen vestidos propios de la época, música y armaduras. También se pueden encontrar trovadores, torneos de caballería y, por supuesto, mercadillos medievales.

Hay otros festivales a lo largo del año, como el de música electrónica, realizado en marzo; el festival de música sacra, durante la Semana Santa; uno especialmente dedicado a la guitarra, realizado en agosto, en el Palacio de los Reyes de Mallorca; y otro festival llamado Jazzèbre, dedicado al jazz, entre septiembre y octubre.

perpignan

Gastronomía

Gracias a la cercanía con el mar desde Perpignan, que serían unos 15 minutos, aproximadamente, es típico encontrar variedad de pescados, ostras y mariscos entre sus especialidades culinarias.

Por otra parte, como también se encuentra en las márgenes del río Têt, la actividad agrícola es muy favorecida, con protagonismo de cereales, frutas y verduras, aceite de oliva y vino. Se puede conseguir todo tipo de productos muy frescos y de excelente calidad en los mercados distribuidos en la ciudad.

Entre los productos típicos de Perpignan, destacan los quesos, carnes embutidas y vinos. También preparan muchos turrones, galletas y rosquillas, teniendo importantes fábricas de estos rubros.

Igualmente, Perpignan cuenta con una variada lista de restaurantes, bares y terrazas en donde se puede degustar buena comida y disfrutar al mismo tiempo de los estilos y decoraciones de sus locales, entre catalanes y franceses.

Datos curiosos sobre Perpignan

  • Los perpiñanenses se sienten muy orgullosos del granate, una piedra de carácter sagrado para la comunidad catalana. Usualmente montada o engastada en oro, fue muy popular durante los siglos XIX y XX. Es fácil de encontrar en variedad de joyas de todos los tamaños y estilos, así como en los ornamentos de las vírgenes de las iglesias de Perpignan.
  • Frente a la catedral de Perpignan hay una losa en el suelo con una inscripción y dos ratones. Esto puede ser muy raro, pero es por una leyenda en la que al parecer, San Francisco y Santo Domingo un día se encontraron por la iglesia de San Juan el Viejo, con tal misterio, que sólo los ratones podían saber de qué hablaron.
  • También en la catedral hay otra cosa interesante, el órgano. Es el más grande que existe en Francia y aparte de eso, en la parte de abajo, le esculpieron un rostro. Por si fuera poco, la mandíbula es articulada, así que se abre y cierra cuando suena el órgano. Cuentan que es el rostro del demonio y por detrás, tiene el rostro de San Juan Bautista.
  • El traslado desde Perpignan hacia otras regiones se realiza en tren o avión. Esta ciudad se mantiene conectada con el territorio español y francés a través de la línea Madrid-Barcelona-París, de alta velocidad, como sistema terrestre. Sigue este enlace para que sepas cuál es el mejor día para comprar vuelos.

perpignan

Lenguas habladas en Perpignan

Dado que la cultura francesa y catalana son las predominantes en Perpignan, estas son las lenguas oficiales de la ciudad y de toda la región de los Pirineos Orientales. De hecho, en el año 2011, el ayuntamiento aprobó un documento, llamado “Carta Municipal para la Lengua Catalana”, en el que se registran como “lenguas históricas”, tanto al catalán como al francés.

Si llegaste hasta este punto, es porque sin duda te gusta viajar y conocer lugres interesantes. En nuestro blog podrás encontrar muchos más artículos relacionados con el turismo, ¡te invitamos a seguir leyendo!

Deja un comentario