Pueblos Bonitos de Navarra, rincones que debes conocer

Navarra es uno de los lugares más visitados en España, ya sea por su maravilloso paisaje natural, la hospitalidad de sus habitantes o simplemente por las diferentes ciudades con estilo rústico que puedes encontrar. En esta ocasión, te ofrecemos los Pueblos Bonitos de Navarra que debes ver durante tu viaje por esta comunidad.

PUEBLOS BONITOS DE NAVARRA

Pueblos Bonitos de Navarra

Se puede afirmar que uno de los destinos más visitados en España, además de Barcelona, Sevilla y Madrid, es Navarra. La razón de ello se debe a su cercanía a los pirineos navarros, los cuales dan un toque montañoso y de campo a cada una de las poblaciones que se encuentran en este lugar.

Por otro lado está están las distancias, pues al ser una de las Comunidades Autónomas más pequeñas, tendrás el privilegio de visitar muchos de los lugares de interés que hay, entre los cuales destacan los pueblos bonitos de Navarra y que a continuación, explicaremos:

Principales pueblos a visitar

Durante tu viaje a esta localidad española, no te olvides de dar un paseo por los siguientes pueblos bonitos de Navarra, te aseguramos que te encantarán:

Abarzuza

Es un poblado pequeño de unos 600 habitantes y se encuentra a 567 metros sobre el nivel del mar, próximo al Valle de Yerri y perteneciente a la Merindad de Estella. Podrás acceder al pueblo por la Carretera 120 que une Estella con Beasain, en el kilómetro 7. Al norte limita con Urbasa, Andía y Zumbeltz, al este con Lezáun y Yerri y al oeste con Allin, Amescoa Baja y Urbasa.

PUEBLOS BONITOS DE NAVARRA

Adicionalmente, toma en consideración que este lugar perteneciente a los pueblos bonitos de Navarra, se encuentra a 40 kilómetros de Pamplona; cuyo acceso es por la autovía A-12, tomando la salida 34.

Este valle mencionado, está al pie de la sierra, donde puedes apreciar los caseríos blancos y marrones, entre cultivos de cereales, viñedos y plantaciones de espárragos.

Asimismo, si eres amante de la naturaleza, quizá te interesa apreciar sus parques naturales como Urbasa, que tiene un paisaje cuya variedad de accidentes geográficos la convierte en el disfrute de los interesados en la espeleología y la escalada.

La zona circundante al pueblo es un Parque Natural lleno de bosques y prados que han marcado la vida de cientos de agricultores. Al aire libre, donde pastan los caballos, ovejas y vacas, podrás caminar y disfrutar de la naturaleza. De hecho, cada fin de semana miles de personas se adentran en sus senderos, los cuales llevan algunos cientos de años.

PUEBLOS BONITOS DE NAVARRA

El principal atractivo de las montañas que rodean este pueblo bonito de Navarra, reside en la belleza de sus picos rocosos, visibles desde toda la región.

Existen planes de escalada hasta la cima, lo cual te dará la oportunidad de disfrutar de un paisaje de gran belleza y en días despejados se ve claramente la línea pirenaica.

Como todo pueblo español, este posee historia que tienes que aprender si deseas visitarlo y disfrutar al máximo todo lo que te ofrece. Este poblado fue construido en el siglo XI, el cual llegaría a pertenecer al rey de Navarra de aquel entonces.

Aunque durante este tiempo el monarca donó el terreno a la Iglesia de Pamplona, ​​reservándose el derecho de convocar a los vecinos en caso de guerra. De hecho, fue escenario de varios enfrentamientos violentos en las guerras civiles entre 1453 y 1461.

PUEBLOS BONITOS DE NAVARRA

El casco antiguo se asienta sobre un terreno llano con calles rectas, a lo largo de las cuales se pueden ver varias casas blasonadas, hermosos cruces de piedra y plazas. Abundan las antiguas construcciones y casas del siglo XVI, lo que indica la existencia de numerosos nobles.

En este lugar encontrarás la Parroquia de la Asunción, que es de estilo gótico-renacentista, construida en 1522 aprovechando los muros de un edificio medieval. Al igual que la Ermita de Santa Bárbara, que es una de las más antiguas, de estilo claramente gótico.

No te olvides de visitar edificio religioso de Irantzu, el cual tiene un acabado típico de las construcciones realizadas por la Orden del Císter, aunque más adelante sería remodelada por los ciudadanos del pueblo con bienes de los Palacios de Artajona y Arteaga.

En el siglo XIII, gracias a las donaciones de los Reyes y Nobles, el monasterio recibió numerosos bienes y propiedades, lamentablemente a mediados del siglo XV sufrió las consecuencias de las Guerras Civiles, perdiendo esas propiedades.

Ya para el siglo XIX, los monjes se vieron obligados a abandonar el monasterio y fue transferido a la propiedad estatal. Después de más de un siglo descuidado, en 1945 se creó una congregación de clérigos teatinos “Teatinos” para restaurar el edificio.

En 1942, “Príncipe de Viana” (parte del gobierno de la Comunidad que protege los edificios históricos y el arte) renovó y remodeló todo el edificio. Al final es una estructura que te impresionará, ya que es compleja y con un estilo muy medieval.

Si te gusta este Pueblo Bonito de Navarra, te invitamos a ver otros lugares increíbles en España con el siguiente artículo: ¿Qué ver cerca de Toledo?

Lezáun

En tu viaje por los pueblos bonitos de Navarra, deberás visitar esta localidad ubicada al pie de la sierra de Andía en su parte sur. Se encuentra en el extremo norte de la comarca de Estella. Su paisaje kárstico (un tipo de relieve geológico) es un rasgo distintivo de la sierra, rodeado de simas y cuevas.

PUEBLOS BONITOS DE NAVARRA

Si te parece curioso su nombre, debemos mencionarte que proviene del euskera y significa: El sitio de la cueva. Adicionalmente, ten presente que su frontera norte es con Zunbeltz y Andía, al sur con el Valle de Yerri y el pueblo anteriormente mencionado; y al este el Valle de Guesálaz.

Se podría decir que en su historia tradicional fue un pueblo dedicado a la cría de ovejas, gracias a las extensiones de pastos y bosques a su alrededor. También es de destacar la importancia del patrimonio histórico y artístico ya que hay varias casas blasonadas, importantes casonas muy bien conservadas por sus dueños.

Uno de los ejemplos de ello, es la “Casa Subiza” de la Parroquia de San Pedro que tuvo una ampliación en el siglo XVII y tiene una torre medieval de gran valor patrimonial, histórico y cultural. Al mismo tiempo, está la Capilla de Santa Bárbara que se encuentra al suroeste del centro de la ciudad y a pesar de sus años, está intacta.

Si eres amante de la flora y fauna, tenemos que mencionarte que este lugar tiene algunas especies protegidas de gran interés, como el tritón alpino y el quebrantahuesos.

PUEBLOS BONITOS DE NAVARRA

Asimismo, las principales especies arbóreas que están en este lugar son el haya y el arce de campo. Aunque también hay otras como el acebo, tejo europeo, tilos, fresno, entre otros tipos de árboles.

Al igual que el anterior pueblo bonito de Navarra, en este puedes disfrutar de una gran cantidad de senderos, los cuales te permitirán dar largos paseos por el ambiente.

Salinas de Oro

Enclavado geográficamente en el Valle de Guesálaz, en este pueblo tienes la posibilidad de ver 3 zonas: Al norte, las montañas que forman el borde sur del Valle de Goñi; Sureste, la extensión sur de la Cordillera de Sarbil formada por conglomerado detrítico que culmina en el Monte Esparaz (1.019 metros) y separa las cuencas de Salado – Valle de Guesálaz (Oeste) y Arga – Valle de Etxauri (Este).

En el medio se encuentra la compleja estructura de la depresión abierta por el río, con arcilla, ofitas, yeso y sal, y donde se ubican las Saleras. Por lo general, posee un clima submediterráneo en las zonas más elevadas del norte y mediterráneo en el resto.

Además, en este pueblo bonito de Navarra, predominan los robles que la mayor parte del año se mantienen de una tonalidad verdosa, al igual que los quejigos y pinos.

Históricamente, se puede decir que antes no era un solo pueblo sino dos, las localidades medievales de Zuazu y Oro, llamado Yániz. Este se fundó sobre un cerro al abrigo de los vientos del Norte y bajo la protección de las montañas que la dominan.

Cerca del pueblo y en la parte más alta se construyó una iglesia almenada para defenderlo, podrás ver una gran extensión de la Comarca de Estella incluyendo las alturas de Montejurra y Monjardín.

PUEBLOS BONITOS DE NAVARRA

El pueblo también estaba defendido por el Castillo construido sobre la Peña Grande, una zona donde eran fuertes, según la tradición, los reyes de Navarra y León derrotados por uno de los príncipes Omeyas en la terrible batalla de Valdejunquera, en 920.

Quizá por el nombre lo puedes intuir, pero es bueno que sepas que este lugar es una de las pocas zonas para producir sal a partir de agua de manantial natural.

Las granjas de sal son muy antiguas, el primer documento escrito data de 1492, pero se cree que es anterior a esta época. Durante este tiempo, la sal jugó un papel fundamental en la conservación de los alimentos.

Hoy la sal es un producto económico, pero en la antigüedad no lo era. Entre sus usos podemos destacarlo como forma de intercambio monetario, de aquí proviene la palabra “salario”, como uso terapéutico, medicinal o para la conservación de alimentos.

PUEBLOS BONITOS DE NAVARRA

Sin embargo, el uso más conocido de la sal es condimentar los alimentos, equilibrando y realzando sus sabores. De hecho, la sal de este pueblo se caracteriza por ser una elaboración artesanal en donde se utiliza agua que se acumula en depósitos, desde donde se distribuye en pequeños charcos.

El sol y el aire se evaporan, depositando la sal en el fondo de los charcos. La recolección de sal se realiza a mano, como hacían en el pasado. Por este método los pobladores obtienen su sustento, algo que en verdad merece tu tiempo al momento de visitar los pueblos bonitos de Navarra.

Existen muchos lugares en España para que conozcas, te recomendamos leer sobre: ¿Qué ver cerca de Sevilla?

PUEBLOS BONITOS DE NAVARRA

Guesálas

Es un poblado pequeño, con más de 400 habitantes, que se encuentra situado en el Parque Natural de Urbasa y Andía y está rodeado por el Embalse de Alloz, al Nordeste de la merindad de Estella. Como dato curioso, el nombre del pueblo proviene del río de agua salada que atraviesa el lugar.

Lo más destacado de este lugar es el trabajo de los jóvenes para dar un cambio de imagen a su hogar y gracias a ello ha surgido un nuevo desarrollo vinculado al turismo. Existen numerosos alojamientos y Casas Rurales, así como actividades para acampar a orillas del embalse.

Este lugar está lleno de naturaleza,  historia, hermosas casonas y palacios de piedra, costumbres y fiestas locales que se mantienen desde tiempos inmemoriales, además del gran ánimo en los vecinos del pueblo que desean que la pases muy bien en su comunidad y compartas con ellos en sus actividades.

Al mismo tiempo, debemos mencionarte que si buscas actividades deportivas las encontrarás aquí, ya que disponen de la Escuela de Vela de Navarra y existe una completa oferta de deportes náuticos como vela, windsurf e incluso, del piragüismo y paddle sup, además de importantes campeonatos deportivos cada año.

PUEBLOS BONITOS DE NAVARRA

Como todo buen viajero, tienes que conocer un poco de historia para disfrutar aún más de tu estadía en el pueblo. En tal sentido, es importante destacar que los registros más antiguos le atribuyen como el hogar del Rey de Pamplona, ​​Iñigo Arista, conocido como el primer Vasco.

Ha sido habitado desde tiempos prehistóricos, a juzgar por las piezas del Neolítico o Edad del Bronce encontradas en el Municipal de Guembe, pero más importantes son los hallazgos romanos que se encuentran cerca.

Durante la época romana, la agricultura estaba cobrando un nuevo impulso con la introducción del arado, el uso de nuevos cultivos y por supuesto, la mejora de las comunicaciones gracias a los caminos de piedras.

Desde el siglo VI al VIII, hasta la invasión musulmana del 711, los reyes godos chocaron con las ideas de los vascos que no estaban de acuerdo con la unificación de la Península Ibérica. Algunos huyeron, pero los que se quedaron propiciaron un aumento de población debido a la gente que huía de estas tribus germanas.

PUEBLOS BONITOS DE NAVARRA

Fue una época de grandes cambios, el avance de las tropas musulmanas provocó un importante enfrentamiento en el año 920. Tuvo lugar entre Muez y Salinas de Oro, donde las tropas de Sancho Garcés I y Ordoño II recibieron una importante derrota por Abd al-Rahmann III.

A fines del siglo XIII los Valles estaban emergiendo, Yerri se separó de Guesálaz siguiendo la división del río Ubagua. Adicionalmente, se tiene que mencionar que fue azotada por varias plagas, las cuales se superaron en 1348, 1362 y la última en 1599.

Una vez estabilizada la zona, las iglesias antiguas fueron sustituidas por iglesias góticas más grandes y esbeltas. Más tarde, la Guerra Civil de Navarra en el siglo XV sacudió el pueblo a causa de los extremos costos de la guerra.

Los siglos XVI y XVII fueron prósperos gracias al comercio con Estella, hasta principios del siglo XIX, cuando se produjo la sumisión napoleónica de Navarra, aunque el pueblo quedó al margen de este conflicto. La facción carlista llegó más tarde y pasó factura a la zona y su gente.

Finalmente, en el siglo XX los pobladores continuaron manteniendo las granjas familiares, junto con los animales y las huertas para consumo propio. Sin embargo, en la Guerra Civil se llevaron a cabo varios enfrentamientos que causaron mucha devastación.

Aun así, en los años cincuenta retornaron las actividades agrícolas donde predominaban los cultivos de trigo, aumentando enormemente el trabajo de cada casa hasta los años sesenta donde se inició el éxodo rural, conllevando que las casas del pueblo quedaran desiertas y los jóvenes se trasladaran a las ciudades.

Yerri

Se encuentra en el Parque Natural de Urbasa y Andía, justamente en el extremo noreste del territorio y es considerado para muchos como el más grande pueblo bonito de Navarra.

Cuando visites este lugar, recuerda atravesar en esta vasta zona varias de las cordilleras que rodean al poblado, como son: Andía, Legarra, Arrigurena, Bearin de Arriba, Suquiesu, entre muchas otras como Aldaya, Zamberro, Espinar, Murugarren y Arterigaztea.

Como muchos otros pueblos bonitos de Navarra, este cuenta con varias fuentes de agua, el más importante es el río Irantzu que ocupa la parte sur del valle y el Salar en el extremo occidental.

Sobre la variedad morfológica del pueblo y sus alrededores, la vegetación es muy diversa, contando con ejemplares como encinas, hayedos, robles y quejigos distribuidos en miles de hectáreas.

Los bosques atlánticos y submediterráneos aparecen principalmente al norte del Valle. El bosque mediterráneo, sobre todo aparece en el resto del Valle teniendo en cuenta que los cultivos de cereales, uva, olivo, almendro, espárrago han sido sustituidos en muchas zonas por encinas. Pero si deseas ver algo más medieval, no dejes de visitar el fabuloso castillo que posee grandes vistas al valle y al poblado.

Puente de la Reina

Es un pueblo bonito, ubicado en pleno Camino de Santiago. De hecho, el Camino pasa directamente por la principal calle adoquinada de la localidad. Tiene pintorescos edificios de color caramelo con balcones de hierro forjado y recibe su nombre gracias al elegante puente de piedra en las afueras de la ciudad.

Olite

Está situada al sur de la ciudad de Pamplona y al este de Logroño en La Rioja. El poblado se encuentra rodeado por antiguos muros de piedra que fueron levantados por los romanos y está lleno de impresionantes piezas de arquitectura medieval. Además del gran Palacio Real de Olite, hay varias iglesias y monasterios que no debes dejar pasar en tu visita.

Ujué

Se encuentra a media hora en auto, al noreste del anterior pueblo bonito de Navarra mencionado y está sobre una colina verde y exuberante, que ofrece vistas espectaculares del valle. El pueblo está coronado por el increíble castillo y monasterio de Santa María de Ujué, paisajes naturales, construcciones medievales, tiene todo para ser considerado uno de los pueblos con encanto que debes visitar.

Roncesvalles

Cuenta la leyenda que fue aquí donde los ejércitos de Carlomagno fueron derrotados y Roland, comandante de la retaguardia del emperador franco, fue asesinado por tribus vascas en 778. Este evento se celebra en el poema épico del siglo XI Chanson de Roland (Canción de Roland), el cual se sigue contando entre los pobladores hoy en día.

A pesar de estos eventos llenos de conflicto, este bonito pueblo ha sido durante mucho tiempo un punto clave en el camino a Santiago de Compostela y en la actualidad los peregrinos continúan dando gracias en el famoso monasterio por una exitosa travesía de los Pirineos, que para muchos es considerada como una de las partes más duras del Camino de Santiago.

Sangüesa

Se encuentra a orillas del río Aragón, tiene un paisaje muy verde y está rodeada de montañas y pastos. Mira más de cerca y notarás que está repleto de tesoros arquitectónicos, el más impresionante de ellos es la iglesia Santa María de estilo románico, declarada Monumento Nacional. Al mismo tiempo, recuerda que es una de las múltiples paradas importantes del Camino de Santiago.

Otros Pueblos Bonitos de Navarra para visitar

Anteriormente, te hemos mencionado los principales pueblos interesantes que puedes ver en esta Comunidad Autónoma de España, pero eso no implica que sean los únicos, ya que hay otros que merecen ser mencionados en este artículo sobre los pueblos bonitos de Navarra.

Estella

Era conocida como “La Bella” en la época medieval, por el esplendor de sus monumentos y edificios, y aunque la ciudad ha perdido parte de su belleza en los suburbios modernos, su centro histórico sigue siendo completamente encantador.

Durante el siglo XI se convirtió en el principal punto de acogida de la creciente afluencia de peregrinos del Camino de Santiago. Hoy en día, la mayoría de los visitantes continúan con la misma laboriosa tradición.

Entre las atracciones principales que puedes visitar en este pueblo está el Museo Gustavo de Maeztu, un raro ejemplo de construcción civil de los romanos en el Palacio de los Reyes, en el cual tendrás la oportunidad de ver las obras de este artista de origen cubano-inglés, pero que tuvo una educación vasca.

Otro de los lugares que puedes visitar es el parque de “Los Llanos” al sur del centro del poblado. Es un agradable escape de los monumentos medievales, el goteante río Ega forma el límite sur de la vegetación y hay un bar cerca de la orilla del río donde puedes relajarte con una bebida y contemplar los acantilados que se abren más allá del río.

También hay dos iglesias con gran encanto, que son: San Pedro de la Rúa y San Miguel. Si este artículo está siendo de tu agrado, seguramente te interesará conocer sobre: Playas de Italia.

Javier

Es un tranquilo pueblo rural, situado en un suave paisaje verde a 11 km al noreste de Sangüesa. Está completamente dominado por un castillo de fantasía de la infancia que está tan perfectamente conservado que casi esperas que el puente levadizo baje y un caballero con armadura salga al galope en un corcel blanco.

Además de ser una inspiración para los sueños de los cuentos de hadas, también es el lugar de nacimiento del santo patrón de Navarra, San Francisco Xavier, que nació en el pueblo en 1506. Él pasó gran parte de su vida viajando, predicando, enseñando y sanando en Asia. Hoy su cuerpo yace en un estado de conservación milagroso en una catedral en Goa, India.

Corella

Se encuentra en el límite de Navarra y La Rioja, y no debes dejarla por fuera de tu lista de los pueblos bonitos de Navarra ya que posee grandiosos edificios religiosos. Tal es el caso de los conventos de las Carmelitas y el de Nuestra Señora de Araceli, a su vez puedes visitar la ermita de Villar y las iglesias de San Miguel y Rosario.

Además de su arquitectura religiosa, también hay varias casas antiguas con encanto y dos lagunas resplandecientes cercanas.

Isaba

Dominando a los otros pueblos del valle, la elevada Isaba que se encuentra sobre la confluencia de ríos Belagua y Uztárroz es otra base popular para caminantes y esquiadores.

Saliendo de la ciudad por el norte hacia la frontera francesa, el paisaje se vuelve cada vez más espectacular. El camino está repleto de picos de montañas antes de abrirse repentinamente a los altos pastos alpinos con un telón de fondo de las montañas más majestuosas de los Pirineos occidentales.

Cuando te acerques a la frontera francesa, la carretera sube hasta el puerto de Roncalia, donde encontrarás una pequeña estación de esquí. Más allá está Francia y otra estación de esquí más grande conocida como Pierre St Martin. Toma en consideración, que hay senderos señalizados para caminar a ambos lados de la frontera.

Artajona

Otro de los poblados con origen medieval que se encuentra en Navarra es Artajona, la cual está establecida en la loma de una montaña y tiene una pequeña población de 2.000 habitantes.

En este lugar podrás visitar uno de los castillos más importantes que hay y que data del siglo XI, con una serie de torreones de arquitectura gótica que fueron levantados 2 siglos después.

Pero no te olvides del pueblo en sí, el cual tiene calles empinadas y palacios de la nobleza que seguramente te encantarán. Además, podrás ver la Capilla de San Pedro y otros lugares que son considerados santos por la población.

Tafalla

Este asentamiento que es más grande que los anteriores, posee más de 10.000 habitantes y a pesar de ello podrás gozar de un ambiente que recuerda mucho a los siglos XI y XII en sus calles y edificios, como son los palacios de la nobleza y algunos lugares religiosos, entre los cuales podemos mencionar:

  • Palacio del Marqués de la Feria.
  • Iglesia de San Pedro.
  • Iglesia de San Martín.

Ochagavía

Este encantador pueblo pirenaico sobre el estrecho río Zatoya se distingue de los otros que se encuentran más al sur debido a la piedra gris, pizarra y adoquines que dominan el casco antiguo, el cual se extiende sobre un arroyo burbujeante atravesado por un agradable puente medieval. La sobria dignidad del pueblo se ve reforzada por la presencia inminente de la Iglesia de San Juan Evangelista.

Cortés

Los grandes campos son uno de los símbolos más importantes de esta localidad y uno de los pueblos bonitos de Navarra que más resalta en esto es Cortés, además está rodeado por ríos como Ebro y Huecha.

Al mismo tiempo, este lugar pintoresco tiene una importancia histórica resaltante, ya que cerca está el Yacimiento del Alto de la Cruz, un sitio arqueológico donde se encuentran piezas elaboradas por los primeros humanos que habitaron la zona.

Pero lo que más llamará tu atención será el castillo construido entre los años 1100 al 1200 d.C., ubicado en el centro del pueblo y está catalogado como un edificio importante para la cultura y el turismo. Fue uno de los castillos medievales más importantes del Reino, por su ubicación cerca de la frontera con Aragón.

Al mismo tiempo, era la residencia de varios monarcas navarros que impulsaron una serie de restauraciones que cambiaron paulatinamente su aspecto militar y le dieron un carácter más noble. En el siglo XIX fue ampliado y restaurado en estilo neogótico, como lo atestiguan sus arcos apuntalados y su interior romántico.

En el interior, una interesante colección de óleos de diferentes épocas, estilos y escuelas se ha conservado, junto con varios juguetes pertenecientes a una niña a quien le cortaron los pies por mal comportamiento. Según la leyenda, su espíritu todavía ronda el castillo.

Por otro lado, el lugar donde se encontraba el jardín del castillo en la actualidad ha sido transformado en un parque donde se pueden ver patos, gansos y otras aves e incluso tendrás la oportunidad de participar en torneos de ajedrez.

Algunos pueblos dignos de mencionar

Aún quedan muchos poblados bonitos de Navarra que nombrar y a continuación, te indicaremos algunos de ellos:

  • Lesaka.
  • Elizondo.
  • Cascante.
  • Urdiain.
  • Bera.
  • Zugarramurdi.
  • Amaiur.
  • Baquedano.

Concluyendo el artículo, debemos recomendarte que antes de viajar verifiques los detalles de los sitios a donde irás y las tarifas de entrada, estadía, transporte y más. Si te gustó nuestro artículo sobre los Pueblos Bonitos de Navarra, te invitamos a leer sobre: Pueblos Alemanes.

Deja un comentario