¿Qué ver en Lisboa?, la bella ciudad de Portugal y más

Nuestro destino para ti en este artículo será Portugal, pasar unos días en su llamativa capital debe ser todo un sueño, pero si te preguntas qué ver en Lisboa, no te pierdas lo que MarcaLaMilla trae para ti y continua leyendo sobre esta moderna, pero muy tradicional ciudad tiene para ofrecerte.

QUÉ VER EN LISBOA

Portugal, Lisboa

Está ubicada en el delta del río Tajo, con una población aproximada de 547.775 habitantes, con una bella extensión de casi 3000 kilómetros cuadrados. Casi el 27 por ciento hace vida en esta localidad del país, lo que la hace por supuesto la ciudad más rica de Portugal. En la actualidad se caracteriza porque la mayor representación de su población son mujeres, con un 55 por ciento y el 45 restante son varones.

También a lo largo del tiempo se dice que es una ciudad menguada, ya que el 24 por ciento de la población cuenta con más de 66 años de edad, quedando solo 15 por ciento como jóvenes entre 14 años aproximadamente. Algo curioso del gentilicio de Lisboa es que son conocidos como alfacinhas, por las siembras de lechuga que realizan desde la antigüedad.

El clima de Lisboa es bastante cálido en comparación a las otras capitales de la Unión Europea. En temporada de primavera es bastante soleado con unas temperaturas aproximadas de 29 grados Celsius y este se desarrolla en los meses de julio y agosto. Para el invierno y el otoño el tiempo suele ser bastante tormentoso con lluvias y vientos, pero no desesperes también hay días soleados.

Para esta época la temperatura oscila entre los 6 grados y los 11 grados Celsius, en esta bella capital el clima se ve afectado por la corriente del Golfo. Lo que tiene como consecuencia que exista bastantes precipitaciones y un clima bastante suave. Ya está disponible en nuestro blog qué ver en Lanzarote.

 ¿Cómo llegar a Lisboa?

Seguro ya te animaste y has decidido pasar unas maravillosas vacaciones en esta hermosísima ciudad, preferida por muchos de los visitantes de Europa. Pues existen varias manera como pensarás de llegar a Lisboa. Y a continuación, te haremos un resumen de las opciones que tienes para elegir, siempre pensando por supuesto en tu comodidad y en tu presupuesto.

Avión

La opción obvia y por supuesto más usada por todos, ya que si eres un visitante fuera de la Unión Europea esta será tu única opción de viaje. También es la más veloz y la que te generará mucha más comodidad para tu viaje. Para conseguir vuelos económicos podrás realizar reserva con antelación y así te ofrecerán buenas ofertas. Como mínimo en un vuelo común podrás invertir unos 20 euros aproximadamente y te dejará derechito en el Aeropuerto de Portela.

Automóvil

Esta es una elección más propia de los españoles ya que al ser vecinos de este grandioso país solo toman la decisión de viajar en vehículo. Por comodidad e incluso privacidad puede ser un buen factor. El trayecto de este viaje transcurre mayormente por autopistas. Solo es importante que planifiques el buen ritmo que llevarás para no agotarte.

¿Alguien dijo tren?

Sí, otra buena opción es esta. Pero también tiene un limitante y es que solo podrás realizarlo si te encuentras en otro país de Europa. Por ejemplo desde la hermosa Madre Patria, Madrid, sale consecuentemente un tren en horas de la noche con destino a Lisboa – Portugal. Un recorrido de tan solo diez horas y con un costo de unos 65 euros como mínimo.

QUÉ VER EN LISBOA

Esta opción se recomienda más si no posees un vehículo y si tu miedo a los aviones no te dejará viajar, pues la verdad es un poco costos y tardarás mucho más en llegar. Quizás puedas probarlo solo por mera curiosidad de cómo es el viaje en tren para conocer qué ver en Lisboa.

Doce lugares qué ver en Lisboa

En tu visita por Lisboa habrá muchísimos lugares que podrás visitar sin duda alguna, pero si no sabes por cual comenzar te brindamos estos lugares turísticos que quizás sea de tu interés. ¡No te los pierdas!

1. Miradores de Lisboa

Muchos turistas la catalogan como la ciudad con los mejores miradores del mundo, pero ya quedará bajo tu criterio si sientes lo mismo. De igual manera esta es una de las cosas que debes agregar a tu lista de qué ver en Lisboa. Comenzando con el mirador de Portas do Sol, hace homenaje con su nombre a una de las 7 puertas de la antigua ciudad árabe y es uno de los más concurridos por los viajeros, pues te da una hermosa vista del barrio de Alfama.

A su lado encontrarás el mirador de Santa Luzia,  te mostrará una buena vista del barrio Alfama, del río Tajo y parte de la cúpula del Panteón Nacional, así mismo te mostrará un encantador jardín con azulejos. Otro de los miradores que debes tomar en cuenta es el mirador da Gracia, lo ubicarás al lado de la iglesia de Gracia. Con una maravillosa vista de gran parte de Lisboa, podrás disfrutarlo con buena compañía y una cerveza.

El mirador de San Pedro de Alcántara, llegarás a través del elevador da Gloria, y es considerado uno de los mejores de la ciudad, y muy importante será en el recorrido de qué ver en Lisboa. Desde aquí tendrás un excelente panorama del castillo de San Jorge.

La mejor forma de llegar a este mirador es solamente desde la Plaza de los Restauradores, remontando por una pendiente muy erguida. Es por esto que se recomienda subir por el viejo tranvía, del cual también es una de las cosas qué ver en Lisboa.

2. Barrio de Alfama

Un barrio realmente encantador y genuino, con escondrijos ocultos donde podrás visualizar diferentes tipos de casas con múltiples colores, variedad de restaurantes tradicionales. Está ubicado en las cercanías del castillo de San Jorge y por la orilla del río Tajo. Se dice que una de las mejores formas de recorrer sus calles es en forma de “s”, es decir olvídate del mapa y sigue tus instintos.

Este barrio se identifica por los palcos de hierro de las casas con un montón de ropa estirada, así que si quieres disfrutar de una buena cocina tradicional como un bacalao y del estilo de música Fado este es un lugar qué ver en Lisboa y que no puedes dejar de visitar.

3. Monasterio de los Jerónimos

Se encuentra en el barrio de Bélem, este bello monasterio fue edificado por órdenes del Rey Manuel Primero de Portugal al famoso arquitecto español Juan de Castillo. Fue instituido para el año mil quinientos uno sobre el territorio de la Ermida do Restelo. Para llegar a él puedes tomar el tranvía número quince o simplemente disfrutar de un buen paseo por barco que puedes reservar en la Plaza del Comercio.

Este monasterio fue declarado Patrimonio de la Humanidad en el año mil novecientos ochenta y tres. Podrás disfrutar de la iglesia y del famoso claustro en un horario comprendido de 10 de la mañana hasta las 5:30 de la tarde todos los días. Los meses de mayo a Septiembre cierran a las 6:30 de la tarde y no abren en días festivos. La entrada a este monasterio está incluida en la Lisboa Card.

4. Pastelería de los famosos Pasteles de Bélem

Este es una parada fija para los amantes del dulce, es en el barrio de Bélem donde se encuentra la fábrica que realiza los famosos pasteles de Bélem. Un delicioso dulce a base de crema y pasta de hojaldre. Una curiosidad de esto es que se dice que no se conoce la receta con exactitud, pues la han mantenido en secreto durante unos doscientos años.

El origen de esta industria de pasteles datan del año mil ochocientos treinta y siete y son súper populares en Lisboa. El horario de atención al público es de 8 de la mañana hasta las 11 de la noche todos los días.

QUÉ VER EN LISBOA

5. Catedral de Lisboa

Llamada como la Sé de Lisboa es uno de los lugares más bonitos qué ver en Lisboa ya que es la iglesia más vieja de la localidad. Se edificó aproximadamente para el año mil ciento cuarenta y siete, sufriendo a lo largo de su historia diferentes remodelaciones, dejando como consecuencia que su fachada tenga un arte variado.

Los horarios que se encuentra abierta a los ciudadanos son de 9 de la mañana hasta las 7 de la noche todos los días. Quizás te interese leer sobre qué ver en Vitoria.

6. Barrio de Chiado y el Convento do Carmo

Considerado el barrio más bohemios de todos los que podrás visitar en Lisboa, está ubicado entre los barrios de La Baixa y el barrio Alto. Cuenta en sus calles con numerosos cafés famosos, entre ellos el Café a Brasileia, diferentes tiendas de ropa, librerías como la Livraria Bertrand, supuesta como la más vieja del planeta. Aquí verás diferentes edificios característicos con azulejos, definitivamente te encantará.

En este barrio debes de visitar el Convento do Carmo, que como resultado del terremoto del año mil setecientos cincuenta y cinco quedó en ruinas, pero con una belleza sin igual. Sin duda alguna es un lugar qué ver en Lisboa que no debes dejar de visitar. Los horarios al público son de 10 de la mañana hasta las 6 de la tarde de lunes a sábado. Los domingos no abre.

7. Un paseo en el Tranvía

Este no es algo qué ver en Lisboa exactamente, pero sin duda no debes de dejar de subirte a este emblemático transporte de la ciudad. Uno de los más famosos es el tranvía amarillo número veintiocho. En el podrás recorrer una zona de la ciudad hasta el Castillo de San Jorge, si eres de acción rápida podrás tomarte una buena foto justo cuando pase por la Catedral de Lisboa.

El tranvía número quince también es bastante conocido, y es uno de los más modernos, este te trasladará hasta el barrio de Bélem, por tan solo tres euros aproximadamente, es aquí donde deberías optar por una Lisboa Card si lo planeas usar con frecuencia. Los horarios dependen más que todo por la línea a la que pertenezca. Pero se podría decir que es frecuente el horario de 7 de la mañana hasta las 9 de la noche.

8. Barrio Alto

Se caracteriza por ser un barrio atrevido, actual y con unas buenas vibras, se convirtió de hecho en el sitio perfecto para hacer vida nocturna. Cuenta con numerosos bares, restaurantes, discotecas para todos los gustos, colores y por supuesto que se ajuste a tu bolsillo. En este lugar qué ver en Lisboa, debes visitar la plaza Luís de Camoes, y un buen panorama desde el mirador de San Pedro de Alcántara.

9. Torre de Bélem y el Monumento a los Descubrimientos

La torre de Bélem es una antiguo fuerte militar que se encuentra cerca del centro de Lisboa, por el delta del Tajo, específicamente en el barrio de Bélem. Fue construida por Francisco de Arruda. Funcionó en su tiempo también como puerto de donde muchos viajeros portugueses tenían la intención de hacer tratados con países como la India y China. Tiene una existencia desde el siglo 16 aproximadamente.

Los horarios de atención al público son de martes a domingo de 10 de la mañana hasta las 5:30 de la tarde, los días lunes permanece cerrado.

Por otro lado, en esta parada puedes aprovechar de echarle un ojo al Monumento de los Descubrimientos que se edificó con la intención de homenajear los quinientos años del fallecimiento del gran explorador Enrique el Navegante. Fue construido para el año mil novecientos sesenta, con una altura de 53 metros aproximadamente y tiene la forma peculiar de una calavera. Para disfrutar más de él puedes subir y regocijarse con una buena vista.

Este monumento está abierto al público de martes a domingo de 10 de la mañana hasta las 6 de la tarde, permaneciendo cerrado los días lunes.

10. Plaza del Comercio

Famosa plaza de Lisboa sirvió de morada para el Palacio Real, hasta el terremoto del siglo 18. Está ubicada a las orillas del Tajo y se llega luego de que pasas por el arco triunfal, en la antigüedad a esta plaza con formas de “u” era utilizada como puerto. En la actualidad sigue siendo de gran importancia, pues es donde se concentran la mayoría de los transportes, como las líneas principales de autobuses y tranvías.

QUÉ VER EN LISBOA

11. Castillo de San Jorge

Ubicado en la colina con más altitud de Lisboa, tiene una historia en una alcazaba de los árabes hasta que pasó a ser el Palacio Real después de la conquista por parte de los cristianos. Como muchos otros monumentos fue muy afectado por el terremoto de mil setecientos cincuenta y cinco, pero aún así es una visita qué ver en Lisboa.

Entre su recorrido destaca las once torres donde podrás disfrutar de una vista completa a la ciudad gracias al periscopio proporcionado por Leonardo Da Vinci. Podrás pasearte por sus verdes jardines y lo más impresionante sus grandes cañones. Está abierto al público todos los días de 9 am hasta las 9 de la noche.

12. Elevador de Santa Justa

Lo característico de esta ciudad es que puedes llegar a varios lugares utilizando el tranvía o como es en este caso un ascensor. Este es un mirador que a muchos les encanta y que conecta a los barrios de Baixa Pombalina y el barrio Chiado. Fue elaborado por el ingeniero Raoul Mesnier. Sin duda alguna será uno de los puntos que debes visitar, no te pierdas esta construcción que data del año 1901.

Extra: Museo de los Azulejos en Lisboa

Como te hemos indicado Lisboa tiene muchos parajes que ofrecerte, así que hemos decidido darte un bonus en este listado. Y como entre preferencias la vida no hizo muy diversos, pues te hemos traído este peculiar museo. Si te encantan los azulejos y quieres aprender más sobre su historia, entonces no puedes dejar de visitar este sitio. Está ubicado a mitad del trayecto de la plaza del Comercio y el Parque de las Naciones.

Este museo está abierto al público en un viejo edificio que en otra oportunidad funcionó como el Convento de la Madre de Dios, exactamente para el año mil quinientos nueve, lo que le da un carácter más antiguo a este museo. Una de sus piezas más famosas es llamada como Visión de Lisboa. Este museo te enseñará incluso de historia, pues te enseña cómo fue la vida antes del terremoto que arrasó con todo a su paso.

Consejos para tu viaje

Con esta corta lista pero divertida, te hemos indicado algunos sitios de interés qué ver en Lisboa, es muy importante que le dediques tiempo a la planificación de tu viaje. Para que puedas disfrutar de la mejor manera posible y por supuesto, sin sufrir ningún inconveniente. Por eso decidimos darte unos breves consejos para tu paseo por esta bella ciudad lusitana.

Mejor época para viajar: definitivamente puedes optar por hacerlo en la temporada de primavera y otoño, ya que durante esta época el clima es más amigable.

La seguridad es importante: Lisboa está entre las ciudades más seguras de la Unión Europea, sin embargo no está exenta de los hurtos, por eso es mejor que te andes con cuidado.

QUÉ VER EN LISBOA

Entrada al país: si perteneces a la comunidad de la Unión Europea, no tendrás mayor problema, pues con solo mostrar tu pasaporte ya estás dentro. Si eres extranjero ya tendrás que poner todos tus papeles en regla para hacer este viaje seguro.

Chequea la disponibilidad de los sitios: antes de emprender tu viaje no dejes de verificar la disponibilidad de los sitios que deseas visitar y por supuesto el cobro de la tarifa para entrar. Esto te evitará contratiempos y un mejor control en tu presupuesto.

Sin duda alguna este será uno de los viajes más extraordinario que tendrás, disfruta de lo que Lisboa tiene para ofrecerte, entre sus calles, su historia, su modernismo y por qué no, una buena comida. Si te gustó este artículo, te invitamos a leer sobre qué ver en Múnich.

Deja un comentario