¿Qué ver en Toulouse?

También llamado Ciudad Rosa por el impresionante color de sus edificios antiguos, que fueron construidos con ladrillos caravista, es el destino principal de muchos turistas, gracias a su amplia gastronomía y la historia que alberga entre romanos y visigodos, sus hermosos monumentos y sus calles repletas de historia. Descubre qué ver en Toulouse, una ciudad al suroeste de Francia, para que tomes unas vacaciones inolvidables.

Qué ver en Toulouse

Acerca de Toulouse

Si tienes poco tiempo para conocer Toulouse, la recomendación es que realices un recorrido por los sitios más emblemáticos de esta ciudad, que te hará vivir una experiencia mágica, por eso aquí tendrás una lista de lo que podrás ver en la cuarta ciudad de mayor importancia en Francia.

Toulouse es una ciudad tan hermosa, que no podrás evitar pasar poco tiempo en ella. Su aire renacentista y los vestigios de la Revolución Francesa, la hacen encantadora para cualquier turista. La Ciudad Rosa es por excelencia una simbiosis entre arte e historia, es inevitable no revivir todo el pasado junto a sus dos mil años de historia.

La Ciudad Rosa fue hace muchos siglos la capital de los Visigodos, quienes invadieron el imperio romano en el año 376 y se hicieron federados de éste.

Hoy día, es considerada como la capital aeronáutica y espacial de Francia. El segundo idioma más popular es el español, producto de los españoles que huyeron de la dictadura de Franco, pues Toulouse se encuentra a 100 kilómetros de distancia de la frontera con España. Conoce también el Sarlat de Francia.

No sólo te ofrece magia arquitectónica, además, se dice que el famoso cantante de tango Carlos Gardel nació en esta mágica ciudad, pues en una casa que se ubica cerca de la Plaza San, Jorge podrás ver una placa que señala que allí nació el 11 de diciembre del año 1890. Es una vivienda de dos pisos, muy cercana al canal du Midi, donde también verás un monumento en honor a Gardel, erigido en 1983.

También se realiza un festival de tango, llamado Tangopostale, en donde la música, el baile y la tradición tanguera siguen presentes, en honor a Carlos Gardel. Sin embargo, aún no se tiene certeza de si realmente nació en la Ciudad Rosa.

Desde del año 2018, muchos de los edificios que alberga Toulouse están protegidos, pues han sido considerados monumentos históricos, los cuales incluyen 23 lugares naturales, dos jardines destacados y veinte edificios que han sido destacados por su notable arquitectura contemporánea. Muchos de ellos fueron construidos en los años cincuenta y sesenta.

No lo pienses más y descubre el arte clásico y medieval que la Ciudad Rosa te regalará con sus majestuosos museos, iglesias y excepcional comida. A continuación verás las mejores recomendaciones.

 Catedral Saint-Etienne

Si amas la arquitectura gótica, no puedes dejar de visitar la famosa Catedral de Toulouse, que data de 1071, cuando se realizó su reconstrucción, ya que estaba en ruinas.

Cuenta con una arquitectura realmente sorprendente, porque varios de sus materiales de construcción pertenecen a distintos períodos arquitectónicos. Si eres amante de la historia, la arquitectura y la academia este lugar es para ti.

La historia de esta catedral es bastante curiosa, ya que fue realizada en dos momentos diferentes, la primera en 1195 en un edificio de corte románico, mientras que en 1215, en su segunda fase de construcción estaba en auge el estilo gótico. Es por ello que hoy día podrás ver una amplia catedral gótica, realmente impresionante.

No fue sino hasta el 5 de mayo de 1324 que se consagró esta joya arquitectónica. Es así, como la evolución de la arquitectura es totalmente apreciable en esta catedral.

Sus dimensiones son espectaculares, se encuentra dividida en varios pilares vigorosos y su característica más sobresaliente es, sin duda, su división románica- gótica, correspondiente a la nave central y el coro. En el siglo XVI todo se unió y en su pared occidental podrás ver ahora un rosetón, que está inspirado en la Catedral de Notre Dame de París.

Su estructura original tuvo muchísimas modificaciones, que inclusive no se terminaron, por ello es posible que logres apreciar algunas diferencias entre los estilos arquitectónicos que alberga. En 1609, como el techo del coro se quemó, se añadió una bóveda de 28 metros y también se incluyeron muebles de estilo barroco.

Así, la Catedral de Saint-Etienne es un destino qué ver en Toulose. Además de su grandiosa arquitectura, es el único templo religioso de la región que conservó sus vitrales originales. Los de mayor antigüedad datan del siglo XIV, así como un retablo de Gervais Drouet, que data de 1648 y un órgano que se suspende a 17m de altura.

qué ver en Toulose

 Plaza del Capitolio

Está ubicada en el centro de la ciudad, frente al Capitolio. Creada entre 1730 y 1851, ha sido renovada varias veces y es una de los espacios que ver en Toulouse sin falta. En el suelo se puede apreciar una cruz occitana como decoración, la cual marca el centro de Toulouse. Representa los 12 signos zodiacales, los meses del año y las 12 horas del día, creada por Raymon Moretti.

Su interior también pertenece al mismo autor y fue decorado con soportales de mármol rosado, los cuales representan la belleza y la violencia que son parte de la historia de esta mágica ciudad, evocando además la grandeza de Francia.

Por supuesto, su nombre deviene del Capitolio que se ubica en ella, construido entre los siglos XV y XVI. Su impresionante arquitectura y decoración interna lo hacen un lugar esencial para que visites en Toulouse, podrás encontrar inclusive pinturas de Henri Martin, pintor destacado del impresionismo.

A sus alrededores también hay mucho más qué ver en Toulose como bares y restaurantes con terrazas, donde podrás ver, sobre todo en la noche, la magia del Capitolio, que recobra mayor hermosura en su nocturnidad.

 Mercado de Víctor Hugo

Es uno de los mercados más célebres de Toulouse, alberga muchos puestos de comida donde podrás disfrutar cómodamente de una botella de vino con una tabla de quesos. También encontrarás frutas, verduras, carnes y embutidos, todo completamente fresco y algo que sin duda es parte de lo qué ver en Toulose.

En la terraza de los restaurantes que lo componen, podrás apreciar una hermosa vista de la ciudad y pasar un agradable momento. La reputación que se le ha dado a este mercado es desde el año 1892. Es muy cotizado poder tener un puesto en él, ya que siempre se han asegurado de ofrecer sólo lo mejor, por lo cual sólo aceptan los productos y servicios que están en el mismo nivel gourmet que te ofrecen.

Esta hermosa Ciudad Rosa alberga diversas tradiciones, una de ellas son las veladas en el mercado, las cuales se realizan cuatro veces al año y comienzan desde las 18:30 hasta las 22:30. Si coincides con una, podrás disfrutar de una noche mágica, probando exquisita charcutería en armonía con diversos vinos.

Es un punto de encuentro entre familiares y amigos los fines de semana, podrás ver cinco restaurantes que se encuentran juntos y además te ofrecen precios realmente accesibles, así que podrás coincidir con muchas familias tolosanas, si decides ir.

qué ver en Toulose

 Basílica de Saint Sernin

Ya sabes que Europa se caracteriza por su profunda tradición católica y los grandes monumentos erigidos en honor a esta religión. Toulouse no escapa de ello, pues no sólo cuenta con la magnánima Catedral de Toulouse, sino con la Basílica de Saint Sernin, de arte románico y de las más grandes, creada a fines del siglo XI, en honor al primer obispo mártir de Toulouse, San Saturnino.

La Basílica de Saint Sernin es un lugar precioso, algo más qué ver en Toulasa; no puedes dejar de escapar durante tu visita a esta ciudad,  pues además forma parte del Camino de Santiago francés, que fue declarado Patrimonio de la Humanidad por parte de la UNESCO en el año 1998.

En sus inicios, fue una basílica de corte católico colegial, por la época renacentista fue modificada y ampliada, ya que el número de fieles iba en ascenso. Hacia el siglo XIX fueron destruidos un claustro y una abadía, algunos restos de estas reliquias se encuentran en el Museo de los Agustinos, otro de los destinos que ver en Toulouse.

Convento y Museo de los Agustinos

La antigüedad de este museo francés lo convierte en uno de los más icónicos, ya que fue abierto en el año 1795 en plena Revolución Francesa, un poco después de la inauguración del famoso Louvre de París. Se ubica en el Convento de los Agustinos, de allí proviene su nombre, siendo antiguamente monasterio de los monjes de esta misma orden.

En su interior alberga hermosísimas esculturas, dignas de que las admires, pues algunas datan de la Edad Media e incluso puedes encontrar una hermosa colección de capiteles románicos, pertenecientes al siglo X, así como unas gárgolas que podrás observar en el claustro. Es una de nuestras recomendaciones sobre ¿Qué ver en Toulose?, no te lo pierdas.

Los Capiteles románicos datan de los siglos XI y XII. En este museo, albergan una gran colección que pertenece al Patrimonio de Toulouse. No dejes de visitarlo y sorprenderte con su arte gótico y romántico, una representación más qué ver en Toulouse. Descubre cómo es vivir en Francia.

 Hotel de Assézat

Si sigues recorriendo el hermoso casco histórico de la Ciudad Rosa, descubrirás que hay mucho qué ver en Toulosa; verás este antiguo y lujoso palacio del siglo XVI, que en la actualidad es la sede de la Fundación Bemberg, propiedad de un coleccionista de arte argentino. Además, también es catalogado como Monumento Histórico desde el año 1914.

Fue construido entre 1555 y 1557, siendo su arquitecto Nicolas Bachelier, uno de los más destacados en el Renacimiento. La edificación se construyó en tres plantas, que poseen los tres órdenes clásicos, es decir, el jónico, dórico y corintio, siendo una de las primeras manifestaciones que corresponde al arte clásico en Francia.

Su dueño principal era Pierre D’ Assézat, un rico empresario de la industria textil, que murió totalmente en la ruina y además, sin poder ver el final de esta maravillosa obra arquitectónica. Sin embargo, siguió en propiedad de su familia hasta el año 1761.

Otro dato curioso también, es que en la actualidad este edificio es sede de diferentes sociedades y academias científicas. Entre ellas se cuentan la Académie des Jeus Floraux, La Societé Archéologique du Midi de la France, Académie des Sciences, Inscriptions et Belles Lettres de Toulouse, la Societé de Médicine, la Societé de Géographie y la Académie de Législation.

qué ver en Toulose

 Jardines que ver en Toulouse

La llamada Ciudad Rosa, también es verde. Esto, debido a su multitud de árboles que le adornan en magistrales jardines, pues tiene más de ciento sesenta jardines y espacios verdes que le permiten a los habitantes y visitantes de la ciudad, pasar un verano agradable en ella; considerados como uno de los lugares qué ver en Toulose, imprescindibles dentro de tu itinerario.

Los más icónicos son el Jardín de Plantas de Toulouse, el Grand Rond, y el Royal Garden, los cuales están conectados gracias a unas paralelas. Sin embargo, el Jardín Japonés es muy icónico, ya que está inspirado en los jardines de Kyoto. Fue creado en 1981, de la mano de Pierre Baudis.

Este hermoso jardín japonés podrás encontrarlo cerca de las murallas y la ciudad administrativa. Fue clasificado como “Jardin Remarquable” de Francia, una lista de gran prestigio en la cual están los jardines más bellos del país.

 Canales que ver en Toulouse

Toulouse es una ciudad llena de sorpresas, así que no sólo los jardines que adornan toda la ciudad son maravillosos, sino también sus canales, pues no son algo exclusivo de la italiana Venecia. Entre las vías acuáticas más importantes te encuentras con el Canal de Brienne, el canal lateral de Garona y el Canal du Midi, este último es el más destacado. 

Canal de Brienne: este canal resulta ser una vía artificial de agua y que se une con el Canal de Garona y el Canal del Mediodía, recorriendo 1,6 km. Fue inaugurado el 14 de abril de 1776 y se comunica también con el Puerto de la Dorada, el cual está en el centro de la ciudad. Su nombre es en honor a un arzobispo de Toulouse, Étiene-Charles de Loméni de Brienne.

 Canal de Garona: también llamado canal lateral, une la ciudad de Toulouse con Castets en Dorthe, muy cercano a Burdeos. Se construyó en el siglo XIX para prolongar el Canal del Mediodía y posee 193km de largo. También sirve como unión entre el mar Mediterráneo y el Océano Atlántico, bordeando además el río Girona. Se une igualmente, a otros ríos tales como el Tarn, Baise y Lot.

qué ver en Toulose

Canal du Midi: el famoso canal del mediodía une al río Girona con el Mar Mediterráneo. Junto al Canal de Garona, conforma el Canal de los Dos Mares. Es el canal con mayor antigüedad de Europa y su nombre fue un rebautizo que se realizó durante los años de la Revolución Francesa.

Su contexto histórico lo hace uno de los más icónicos del país, no todas las aguas eran navegables, y el mantenimiento de diversos ríos era muy cuesta arriba, por lo que Luis XIV quiso dejar entre su legado, una obra que jamás muriera, proyecto que venía también de Nerón, César Augusto, Carlomagno, Carlos IX y Enrique IV.

La construcción de este canal se realizó durante 15 años, por parte de doce mil obreros y el principal inconveniente fue llenarlo, pues resultaba complicado trasladar el agua.

Su propósito inicial fue la comunicación, así que con la llegada del ferrocarril y los trenes fue desplazado, quedando únicamente como sitio turístico de gran importancia histórica. Sin embargo, se pueden apreciar también viviendas a su alrededor, salas de espectáculos, comercios, entre otros.

Recorre además 241 km, considerado una de las obras de mayor auge en el siglo XVII, con 63 esclusas, 126 puentes de los cuales 7 están sobre el canal y 6 presas. También se pueden apreciar obras de arte destacadas como el túnel de Malpas, el monolito de Seuil, la esclusa de Agda de Fonséranes, el puente sobre el canal de Orb y las esclusas de Castelnaudary.

 Monumento a los Caídos

Caminando muy cerca del Canal du Midi, encontrarás este hermoso monumento erigido en honor a todos los que murieron durante las guerras mundiales. Se dedicó a quienes murieron por su patria, realmente en la Primera Guerra Mundial, pero luego se colocaron diversas placas con hermosos grabados también en honor a los que murieron en la Segunda Guerra Mundial.

Sin duda alguna, esta ciudad te sorprenderá de todas las formas posibles. Gracias a su variedad de propuestas históricas, culturales, gastronómicas, artísticas y geográficas, Toulouse es un rincón especial en Francia y el mundo.

 Las calles de Toulouse

La Ciudad Rosa está llena de magia y color, también destaca el color azul, en diferentes tonalidades por todas sus calles. Pasear por todas las calles de Toulouse es una experiencia increíble que no puedes perderte, ya que es una ciudad preciosa.

Entre las calles que más destacan, se encuentra la Rue de Blanchers, por su cercanía al río Gerona y su particular estrechez; algo muy tipico qué ver en Toulose y que no debes perderte.

También está la calle Rue Saint-Antoine du T, donde observarás hermosos balcones que te deslumbrarán. La Rue Perchepinte, calle que tiene vestigios medievales, ya que sus casas están construidas en madera.

También puedes visitar la calle Rue Henri de Gorsse, un pasaje espectacular, ya que podrás ver sus lindos edificios de ladrillo rosado a la sombra de Notre Dame de la Dalbade, una hermosa iglesia de corte renacentista, ubicada en el barrio de Carmes.

qué ver en Toulose

 Ciudad del espacio de Toulouse

Francia alberga tanta historia y arte, que es imprescindible que visites la Ciudad del Espacio, un parque temático dirigido en especial a los niños, sin embargo, los padres también disfrutarán de él por su majestuosidad. Podrás disfrutar la experiencia de ver cómo viven los astronautas en el espacio y subir a una cápsula de Soyutz.

Su diversidad de actividades es, sin duda, su mejor opción. Cuenta con 2 salas de proyección, en donde podrás ver muchos documentales interesantes sobre el espacio y además mirar muy de cerca una piedra lunar, mientras caminas por el interior de una nave espacial auténtica. Si luego de todo este recorrido, quieres saber qué se siente ser un astronauta y disfrutar de la gravedad, también podrás hacerlo.

Este parque temático no puedes dejarlo pasar por alto, pues Toulouse es referencia aeronáutica y podrás verlo a las afueras de la ciudad. Fue inaugurado en 1985 y recibe casi trescientos mil visitantes por año. Sus espectáculos visuales y experiencias físicas como astronauta, te llevarán a la luna por un momento.

Plazas que ver en Toulouse

Ya has leído un poco sobre la fantástica plaza que alberga el Capitolio, sin duda algo qué ver en Toulose, pero también podrás encontrar otras plazas que te van a encantar, por su misticismo que te remontará a la época de la Revolución Francesa y toda la cultura propia de una época de oro en Francia.

Cerca del Capitolio te encontrarás excelentes espacios que ver en Toulouse, tales como la Plaza Wilson, un encantador lugar con hermosos jardines y una fuente en honor al destacado poeta tolosano Pierre Goudouli. En sus cercanías hay excelentes bares y restaurantes y además podrás dar un paseo en bicicleta por sus alrededores, disfrutando aún más de esta joya.

Tampoco puedes obviar la Place St-George, a la que muchos describen como la más hermosa de toda la Ciudad Rosa. A sus alrededores encontrarás hermosos vestigios de la Edad Media, por sus edificaciones construidas en madera. En ella se encuentra el Hotel de Lafage, el cual se erigió en el año 1745 y es una réplica de las icónicas fuentes Wallaces, ubicadas en París.

La Place St-Etienne no la dejarás pasar, pues en ella está la Catedral de Toulouse y también el Palacio del Arzobispado. En ella también podrás presenciar la fuente de mayor antigüedad de la ciudad. Si tienes la suerte de ir un fin de semana, el sábado encontrarás magníficos libros antiguos en el mercado que realizan, donde podrás hallar joyas de la literatura clásica.

Por su parte, la Place Sainte-Scarves es digna de admirar, sus alrededores que te remontarán al siglo XVII y XIX, te dejarán boquiabierto, pues su mágica arquitectura de estos años es realmente impresionante. También podrás ver una escultura de la diosa de la mitología romana, Diana, quien era la que evocaba la caza y además, fungía de protectora de la naturaleza y de la luna. Conoce el Pau de Francia.

qué ver en Toulose

La Basílica de Nuestra Señora de la Dorada de Toulouse

Continuando con todo lo increíble que ver en Toulouse, también llamada la Basílica Dorada de Notre Dame es una joya de estilo románico, que se construyó sobre las ruinas de una antigua iglesia romana, en pleno centro histórico de la hermosa ciudad de Toulouse.

Es el típico templo clásico, que se compone de un enorme frontón y seis asombrosas columnas. Esta basílica fue erigida sobre la tierra que albergaba una iglesia romana y antes de ello, fue también sede de un templo en el cual se rendía honor al Dios Apolo, del cual no queda ningún rastro actualmente.

Su acceso es gratis y a simple vista, te trasladas a los clásicos templos romanos, por su hermosa arquitectura inspirada en ellos. Su interior es bastante oscuro, posee una planta con 3 naves y dos laterales con diversas capillas.

Mientras tanto, en la capilla central podrás apreciar el altar mayor y en la nave transversal del lado sur, logras ver una gran imagen de la Virgen Negra de Toulouse. También justamente en la entrada, verás un órgano que es de gran magnitud, suspendido a 17 metros del suelo.

La antigua iglesia romana que se encontraba en este terreno, estaba construida en su totalidad con pan de oro en todo su interior, es por ello que en la actualidad puedes ver cómo en el techo de esta basílica, se encuentra una cruz latina, con grandes decoraciones de color dorado, lo que hace alusión su nombre, rindiendo homenaje a la opulencia histórica que le caracteriza.

Pero sin duda, lo que no debes dejar de apreciar es la Virgen Negra tallada, en la que se le ve de pie junto al niño Jesús y ambos levantando el brazo derecho.

Suele ser considerada como la patrona de las embarazadas, quienes en su periodo de gestación acuden a ella con gran devoción, para pedir que todo el embarazo vaya excelente y además, les conceda un niño fuerte y sano. Se dice que es una réplica de la anterior, ya que la original se destruyó durante los tiempos de la Revolución Francesa.

El Museo de los Instrumentos de Medicina        

Sin duda, es de los museos más raros y curiosos que puedes visitar en Toulouse. Se encuentra situado en la entrada de un antiguo hospital, que fungía de centro de salud de los peregrinos y que es Patrimonio de la UNESCO desde el año 1998.  Actualmente funciona en el hotel Dieu Saint Jacques.

En él se encuentran expuestos diversos objetos que pertenecen a distintas épocas, desde el siglo XIX, hasta la contemporaneidad. Puedes hallar en este museo una gran selección de tres mil piezas, que representan diversos campos de la medicina y te harán imaginar sus usos en un hospital.

Museo de la Historia de la Medicina

Cuando sigas esta ruta sobre que ver en Toulouse procura visitar el Museo de los Instrumentos de la Medicina y el Museo de Historia de la Medicina, ya que se encuentran en la misma localidad y podrás admirar la gran evolución de los instrumentos que se utilizan en esta ciencia, dentro de la región tolosana.

Podrás apreciar toda una serie de cuadros y esculturas médicas, que aunque parezcan un poco extrañas, no dejarán de asombrarte. En caso de que quieras despejar tu mente con algo más fresco, también estarás en presencia de hermosos jardines dentro de este recinto.

La entrada para visitar ambos museos es totalmente gratis, así que no dudes en vivir esta espectacular experiencia, sobre todo si te encanta el mundo de la medicina, que es tan amplio y que aquí te enseña una buena parte de su evolución a través de los siglos. Descubre qué ver en Montpellier.

Musée Du Compagnonnage

Hay tanto que ver en Toulouse que si amas el hierro y la madera, este museo es para ti. Es un museo tan curioso, que no puedes dejar de ir. Está constituido por “obras maestras”, realizadas por artesanos que no verás en ningún otro lugar.

Fue una sede antigua del gremio de los jóvenes artesanos carpinteros, todo lo que verás es hecho en madera o trabajos de herrería realmente fantásticos. Su fachada principal es preciosa, verás dos conejitos que se encuentran en la pared con dos grandes orejas que simulan la concentración que los aprendices tenían frente a las enseñanzas de los grandes maestros.

La entrada es gratuita, no se aceptan animales y hay una tienda donde podrás adquirir algún recuerdo fantástico de tu paso por Toulouse.

que ver en toulouse

Anfiteatro Romano de Purpan

¿Cuántos juegos de gladiadores no has visto en el cine? Pues en esta locación construida en el siglo I de nuestra contemporaneidad, podrás revivir esos momentos que rememoran la lucha de los gladiadores romanos, a pesar de que queden muy pocos vestigios de ello. Este sitio arqueológico que ver en Toulouse es imprescindible en tu paso por la Ciudad Rosa, su entrada es gratuita y su ubicación es céntrica.

Jardín Compans-Caffarelli

Este es tu lugar ideal, si eres un amante de las aves. Se encuentra muy cerca de la antigua muralla de Toulouse, este jardín de estilo japonés alberga en él un hermoso puente rojo, un dragón y pabellón de té. Hay cientos de aves en él y muchos afirman incluso haber visto un ave fénix.

Se creó en el año 1980 gracias a Pierre Baudis, en reemplazo de los cuarteles que fueron abandonados por el ejército. También puedes encontrar una estatua del famoso cantante tolosano de tango, Carlos Gardel, una estatua de Picasso y una copia de la Dama de Kiev. La entrada es totalmente gratuita y podrás disfrutar de la paz y la energía zen que hay en él.

El Museo Postal

¿Quién no ama las postales? Realmente son preciosas y prácticamente forman parte de una antigua tradición, ya que hoy día utilizar este servicio es poco usual. Sin embargo, en Toulouse podrás disfrutar de un gran recorrido por la historia de la mensajería, en el Museo Postal.

Está ubicado en un espacio de 5 vagones de un tren correspondiente a la estación de Toulouse-Raynal, evocando un viaje entre los años 1857 y 1994, en donde el transporte de las cartas se hacía por ferrocarriles, aviones o carreteras. La entrada es gratuita.

que ver en toulouse

La evolución tecnológica no dejó de lado las postales, pues este museo recabó fotos, instrumentos, materiales y equipos que se utilizaban para el transporte de estas famosas tarjetas. Podrás ser testigo de las exposiciones de la temporada, y además, encontrarás también una grande y bonita colección de sellos, para los amantes además de la filatelia. Igual de interesante es el Museo de Londres.

Museo de la Historia Natural

Con una colección de casi diez mil piezas, forma parte del segundo museo natural más grande de toda Francia, siendo el de París, el que ocupa el primer lugar en la lista. Contando con una amplitud de 6000 metros cuadrados, este museo alberga la historia natural de una forma realmente hermosa.

Se fundó en el año 1796 gracias a Phillipe Isidore Picot de Lapeyrouse. En aquel entonces, este museo se encontraba en el monasterio de unos frailes. Su gran colección prehistórica lo hace realmente fantástico, sin dejar de lado su increíble colección de objetos más recientes, aunque igualmente interesantes.

Se encuentra en el centro de la Ciudad Rosa, es un destino que ver en Toulouse durante tu visita pues está rodeado de los mágicos jardines que ya se han mencionado. En este museo podrás ver la evolución de todos los seres vivos y su condición respecto al hombre, las relaciones humanas y animales y la evolución de las mismas con el avance de la tecnología.

Los temas que giran en torno a este museo se componen de preguntas sobre la tierra, la fuerza que posee, los movimientos que realiza y la forma en que los hace, así como las energías que hay en ellos. También te mostrará el mundo animal en todo su esplendor, podrás ver la gran diversidad que hay, la clasificación de todos los seres vivos y cómo se organizan.

¿Cómo ha evolucionado la vida? Todos en algún momento se han preguntado eso, en este museo podrás aprender todo al respecto, cómo se ha roto y cómo es la fuerza de la vida, qué necesidades ha encontrado el hombre, incluso desde la prehistoria, las funciones que todo ser vivo tiene con la tierra y qué le espera a la humanidad en un futuro, teniendo en cuenta todos los eventos naturales ocurridos.

 Jardín Royal

Representa el primer jardín de acceso público de Toulouse, fue creado por Louis Mondran en el año 1754, siendo transformado en El Jardín Inglés, en el siglo XIX. En él se aprecian especies tales como cedro, ginkgo biloba y naranjo de Luisiana. No es por nada que se le adjudicó también la categoría de Jardín Notable.

Hay un hermoso puente donde podrás tomar panorámicas espectaculares, así como un estanque para patos que adornarán todas tus fotografías, de paso por la Ciudad Rosa y su centro histórico. Además, podrás disfrutar una hermosa tarde, sentado en sus bancos forjados con hierro.

Por otra parte, una de las estatuas que destacan en este hermoso jardín es la de Antoine de Saint Exupery junto a su principito, el famoso clásico de la literatura universal. También se conecta mediante una de sus pasarelas con el Jardín Botánico y el Grand Rond.

La entrada es gratuita y si te has llevado a tu mascota en tu travesía por la hermosa Ciudad Rosa, también podrás llevarla a este jardín, ya que su acceso es permitido, es parte de las múltiples opciones que ver en Toulouse.

Curiosidades que ver en Toulouse

Ya tienes una completa guía de todos los maravillosos lugares que ver en Toulouse, esta Ciudad Rosa te sorprenderá tanto que querrás regresar a ella. Pero, además, Toulouse es como una cajita de Pandora, que ofrece tantas cosas y tantas curiosidades que no podemos dejar de contártelas.

Pastel: el pigmento azul

Si bien Toulouse es conocida como a Ciudad Rosa, debido al color de sus ladrillos, también hay un asunto con los colores pasteles, especialmente el pigmento azul.

Esta fue la primera ciudad en Europa que resultó ser el epicentro comercial del curioso pigmento llamado pastel, una hierba que producía un tono azul, utilizado en la industria textil y de construcción y fuente de riqueza de Toulouse en la época renacentista. Por ello, los llamados edificios pasteleros hacen una referencia a este acontecimiento.

Museo del Pastel

La hierba pastel fue tan popular durante el Renacimiento, que hoy podrás encontrar un museo dedicado a ella, ya que en la actualidad es inclusive utilizada como medicinal y estética, pues muchos tratamientos de belleza la incluyen.

La revolución textil estuvo aunada el hecho del comercio de esta hierba y su hermoso pigmento azul. El museo cuenta además con un spa, un gimnasio y un restaurante que no puedes dejar de disfrutar.

No cabe duda de que visitar este museo te puede ofrecer más de un beneficio, ya que no sólo conocerás el proceso de tratamiento de la hierba pastel, sino que puedes optar por aplicarte mascarillas faciales a base del aceite extraído de esta hierba, conocido por sus múltiples propiedades cosméticas.

La Perche Pinte y sus formules midi

La originalidad es, sin duda, un sello que marca la Ciudad Rosa de Toulouse. Este restaurante ubicado en el centro de la ciudad, te ofrece un menú de mediodía en referencia al Canal del mediodía, tan famoso en esta ciudad, donde podrás disfrutar de deliciosos platos y los mejores vinos para armonizar tus comidas, que además se realizan con todos los productos de la región tolosana.

Entre la gastronomía regional de Toulouse, destacan los embutidos y la charcutería, por lo que puedes encontrar excelentes combinaciones entre sus variados platillos y los mejores vinos de la región. Conocer los restaurantes forman parte de lo mejor que ver en Toulouse.

Le Bibent y la estrella Michelin de París

Si bien muchos restaurantes franceses cuentan con gran prestigio y la gastronomía de este país es alabada en el mundo entero, no escapa de ello una cena en Le Bibent, un restaurante propiedad de Christian Constant, merecedor de una estrella Michelin en la prestigiosa ciudad de París. El mejor plato que podrás disfrutar es el tartar de salmón y ostras, que te ofrecen y el pastel de chocolate, son irresistibles.

En este restaurante, así como en otros de los que conforman la variada propuesta gastronómica tolosana, puedes comer platillos típicos como la Cassoulet, un plato conformado por frijoles, verduras y vegetales, así como carnes de cerdo, pato, perdiz y los embutidos tradicionales. Sinduda alguna es algo que ver en Toulouse.

La mayoría de estas recetas tradicionales tienen u origen campesino, por lo que es común que se consuman junto con una buena hogaza de pan, además del infaltable vino. Puedes encontrar también el famoso foie gras  o hígado de pato, el pollo relleno con salchicha de cerdo o la típica tarta de manzanas.

Carnaval de Toulouse

Si estás en Francia en primavera, no puedes perderte el Carnaval de Toulouse, una mágica tradición tolosana, que te permitirá observar hermosos desfiles de los habitantes de la Ciudad Rosa y una decoración nunca vista por toda la ciudad, en alusión a esta festividad tan espectacular que observas en todas sus calles.

Llénate de la magia y el color de esta fantástica ciudad, que celebra la vida en todas sus formas y te remonta a la historia y el arte del pasado, en cada tradición y edificación que ver en Toulouse.

Fiesta de la violeta

La flor típica de Toulouse es la violeta, así que puedes imaginar que esta festividad es en honor a ella. Es realizada en febrero y se trata de una fiesta muy colorida, donde podrás comprar chocolates, perfumes, comida y muchos artículos realizados a base de esta flor, por supuesto, todo lo que verás es de color violeta.

que ver en toulouse

Entre los productos más curiosos que puedes conseguir son el licor de violeta, las violetas cristalizadas o los deliciosos caramelos violetas. Esta flor es perfumada así que no es nada raro que te encante alguno de los perfumes realizados a base de ella.

Sin embargo, todo el año podrás conseguir en distintos puntos de la ciudad muchos productos elaborados con violetas, desde platos gastronómicos de pastelería o carnes hasta perfumes. Esta hermosísima flor es cultivada desde el siglo XIX en la región, su aroma es bastante sutil y su color realmente espectacular, no puedes dejar de incluirla entre los indispensables que ver en Toulouse.

Piano de los Jacobinos

Si amas la música clásica, este evento realizado en septiembre es imperdible para ti. Disfruta de la sutileza y sobriedad de este tipo de música, en este festival de piano que ofrece Toulouse y que es llevado a cabo por los jóvenes talentos y artistas reconocidos de este género, fusionando el jazz y la música clásica en un mágico concierto donde podrás apreciar de cerca y en la Iglesia de los Jacobinos, un recital muy especial.

Este festival es el único en toda Francia en el que hay un piano solista. Esto lo hace aún más exclusivo, además de los artistas invitados, que siempre son de primera categoría. La primera vez que se realizó este evento fue en 1979, momento desde el cual se estableció que sería un concierto en el que se exploraran diferentes propuestas musicales que involucraran piano solista.

Además de la música, los organizadores de este evento han tratado de incluir propuestas artísticas diferentes, en los alrededores del Claustro de los Jacobinos. De esta manera, no sólo hay recitales, sino también puedes apreciar muestras y exposiciones de pintura y escultura, con representaciones de los artistas más destacados, como Miró, junto con obras de Joseph Haydn. Disfruta los pueblos de Barcelona.

Festividad Río Loco

Y si no sólo eres amante de la música clásica, este festival de música que ofrece la Ciudad Rosa, es tu opción ideal si estás en Toulouse en junio. Cada año, la cultura artística de la ciudad se une y presentan temáticas diferentes, mezclando la música, el circo, el teatro y las artes visuales, además se realiza al aire libre, en el mágico lugar de las orillas del prado de Garona.

Clima ideal

Toulouse cuenta con un clima realmente privilegiado, de tipo oceánico, en el que desde junio hasta agosto te encontrarás con un clima caluroso y algo húmedo. El invierno es realmente moderado y se da desde diciembre hasta febrero, mientras que desde abril hasta agosto en su temporada alta, disfrutarás de la primavera que coincide con el verano y es el mejor momento para disfrutar de todo lo que te hemos recomendado sobre tus opciones que ver en Toulouse.

Su temperatura media por año es de unos 15°C, siendo la máxima en el verano unos 28°C, mientras que puede descender en invierno a los 9°C.

Precios accesibles

Toulouse es una ciudad que se puede recorres cómodamente a pie, por lo que los gastos en transporte son opcionales. Aplican para los viajes por el río Garona o para trasladarse entre los puntos más distantes de la ciudad. Sin embargo, todo esto es opcional.

La Ciudad Rosa es uno de los destinos con precios más competitivos en Francia, por lo que puedes hacer un viaje familiar sin temor a quedar en bancarrota.

que ver en toulouse

Gran parte de su población son estudiantes y personas bastante jóvenes, de forma tal que siempre conseguirás opciones económicas en cuanto a hospedaje, alimentación, cultura y entretenimiento. Así mismo, puedes aprovechar las visitas guiadas, no sólo en francés sino en español también, ofrecidas por el personal de la oficina de turismo.

Tendrás explicaciones precisas, detalladas y amenas de todos los puntos de interés en Toulouse, además de que ofrecen opciones de tours cortos y largos, muchos de los cuales incluyen entrada gratuita a todos los museos del casco histórico. Igualmente, puedes usar de forma ilimitada el transporte público, en caso de que prefieras ir en autobús.

Por si todavía tienes dudas sobre todo lo que ver en Toulouse, la recomendación que debes seguir es simple: compra tu boleto de las próximas vacaciones y atrévete a disfrutar de las maravillas que te ofrece esta ciudad francesa. Ten la certeza de que no te arrepentirás, pues hay diversidad de propuestas para todos los gustos y presupuestos.

Incluso, si el dinero y el tiempo no son un problema para ti, puedes hacer una ruta por varios pueblos del sur de Francia, tomando la Ciudad Rosa como punto de partida. Te darás cuenta de que encontrarás un sinfín de atracciones que no esperabas, así que no lo pienses más y comienza a armar tu equipaje.

Planifica con antelación todos los lugares que deseas visitar, para que puedas aprovechar tu estadía, dependiendo de la época del año en la que decidas viajar. Así podrás recorrer el máximo de lugares posibles, con la seguridad de que ya tienes cubiertos los gastos de transporte y hospedaje, desde antes de emprender el viaje.

Deja un comentario