¿Qué ver en Viena en 3 días?, lo mejor que puedes conocer

Y vamos de sitio en sitio hasta llegar a la ciudad musical de Europa. Si estás en este artículo es porque tienes pensado darte un paseo por Viena, la capital de Austria. No te puedes perder este súper recorrido en el que mostraremos Qué ver en Viena en 3 días. Sigue leyendo que MarcaLaMilla te tiene los mejores consejos para que tengas un excelente viaje.

QUÉ VER EN VIENA EN 3 DÍAS

Vamos a conocer Viena

En las orillas del río Danubio encontraremos esta hermosa ciudad, que es muy famosa y conocida como la capital musical europea. Se ha acreditado este título por tener entre muchas cosas, la Ópera de Viena que es una de las más populares del mundo. Es la ciudad que se encuentra de segundo lugar entre las más poblada de la Europa Central. El dialecto oficial que encontrarás en esta ciudad es el alemán austriaco estándar.

Es uno de los mejores destinos para visitar en Europa ya que la ciudad es una de las más antiguas del continente, con una gran herencia patrimonial histórica y artística. A inicios del siglo XX fue cuna de filosofía y debate político lo que la ha acreditado como un gran centro cultural a nivel mundial.

Su nombre proviene de la denominación que le dieron los romanos de “Vindobona”, que quiere decir “ciudad blanca”. Para el año pasado (2019) la ciudad se constituyó como la ganadora del primer puesto de las listas de calidad de vida de las ciudades del mundo. Y lo tiene muy bien ganado, ya que los servicios oficiales funcionan muy bien, así como el orden, limpieza y seguridad de la ciudad.

El casco central de esta ciudad fue declarado en el año 2001 como Patrimonio de la Humanidad, y es que una vez que lo conoces entiendes el por qué. La calidad de su arquitectura y de cultura intrínsecas son la mejor evidencia de la historia de 2 milenios de existencia y evolución.

¿Cómo llegar a Viena?

Esta ciudad por su ubicación y la importancia que tiene, se encuentra muy bien comunicada con el resto de Europa y el mundo, por lo que llegar a ella no es muy complicado. Las diferentes opciones que tienes son:

La primera es (obviamente) en Avión. Desde muchos puntos de Europa encontrarás vuelos directos que salen hasta la capital austriaca. Por ejemplo, existe uno que sale desde Barcelona y si buscas con tiempo, podrás encontrar los boletos con precios desde 60€. Es un buen precio para un pasaje, si quieres saber más acerca de este tema, te invitamos a visitar nuestro artículo de El mejor día para comprar vuelos.

Ya cuando tengas tu boleto reservado, lo que viene es llegar hasta el aeropuerto internacional de Viena Schwechat, que se encuentra a 18 kilómetros de la capital. Cuando ya te encuentras allí lo que debemos buscar es la forma de llegar hasta la médula de Viena.

La siguiente elección que podemos tomar es la de viajar en Tren desde España, aunque esta forma de viajar no es la más rápida. Si te encuentra haciendo un recorrido por la el continente europeo, sin embargo, puede llegar a ser un buen recorrido ya que pasas por las ciudades de París, Praga, Budapest o Venecia.

Ahora, si eres de los que les gusta manejar y hacer desplazamientos por carretera, entonces también tienes la opción de viajar en carro o en autobús. Ten en cuenta que la distancia entre, por ejemplo, Madrid y Viena es de unos 2.500 kilómetros. Y otra cosa que tienes que analizar, es que los viajes en autobús son más lentos que viajar en tren y más costosos que viajar en avión. Quizás, esta última, no sea la elección más recomendable.

Rico dormir, rico descanso en Viena

Lo primero que te vamos a decir, que es MUY IMPORTANTE, es que Viena no es una ciudad cara para hallar hospedaje, por lo que no será una dificultad localizar dónde dormir aquí. Una de las zonas es Innere Stadt, que a pesar de ser una de las zonas más caras para dormir, también es una de las más confortable. El precio promedio de una noche en uno de los hoteles de esta localidad oscila alrededor de los 100€.

Hay otras zonas que son más económicas y donde también podemos alojarnos: Wieden y Landstrasse. Aquí consigues pagar una habitación por menos de 70€, lo que es bastante rebaja. Está a unos 20 minutos caminando del centro histórico de la ciudad, lo que representa una gran ventaja y se localiza muy cerca de la estación central de trenes.

Vamos a comer en Viena

Ya sabemos que Viena es uno de los sitios turísticos más chic del momento adaptándose a todos los deleites, con muchas atribuciones culturales. Su gastronomía no escapa de esto, principalmente sus platos locales. Comer aquí sin devastar tu cuenta bancaria es viable, a pesar de que la ciudad no sea la más barata del continente europeo.

En esta ciudad los inviernos son muy largos, por lo que encontraremos muchas sopas, estofados y guisos enriquecidos con Knödel. Se trata de algo muy parecido a las albóndigas a base de pan, papa o sémola. En muchos de sus platos hallaremos las papas y las coles, así como otros tubérculos.

QUÉ VER EN VIENA EN 3 DÍAS

Sus platos más característicos son a base de carne, ternera o cochino, aunque también hallarás algunos de pollo y de trucha. La pastelería, es algo de otro mundo, encontrando los más diversos postres para todos los gustos. Esto los puedes acompañar con un rico café, aunque la verdad, es que este último es un poco costoso. Entre los cinco platos más famosos de Viena podrás encontrar:

  • Wiener Schnitzel: es un rico y gran filete de ternera o cerdo, empanizado y frito, muy crujiente y sabroso, que se sirve con papas cocidas con perejil y limón.
  • Tafelspitz: es una pieza grande de ternera que se cocina en caldo con verduras. Se sirve fileteado con vegetales y verduras. ¡Delicioso!
  • Gulasch y Gulaschsuppe: se trata de un estofado de ternera, que tiene un guiso de carne tierna con salsa aromática. Es un manjar probarlo.

¡Mmm!, ya se nos hizo agua la boca. Hay muchas más comidas que probar en Viena, lo importante es que siempre tengas la mente abierta y te atrevas a probar cosas nuevas.

¿Qué ver en Viena en 3 días?

Mucha de la historia que tiene la ciudad se encuentra a cuestas de sus hermosas edificaciones y lugares patrimoniales. Aquí te vamos a hacer un recorrido de cosas qué ver en Viena en 3 días, así que apunta todo lo que te pueda servir en tu viaje.

Primer día: el inicio

El primer día que nos encontremos en la ciudad, será uno de los más especiales. Primero, porque estaremos muy emocionados de encontrarnos en una ciudad tan hermosa, y segundo porque haremos un recorrido por los lugares más importantes de la ciudad.

Ópera Estatal de Viena

Viajar a Viena y no conocer su famosa ópera es todo un sacrilegio. Fue construido en el año 1869, por el arquitecto Eduard van der Nüll, quien se suicidó después de las malas críticas que el emperador y el periódico local le dieron a la edificación por considerarlo un “éxito a medias”.

Hoy en día es un centro de referencia de la música a nivel mundial, con un gran elenco (muy reconocido, además) de cantantes de ópera. Allí también funciona la compañía de ballet, que también, a su vez, cuenta con un prestigioso número de bailarines y coreógrafos. Puedes comprar entradas para este hermoso espectáculo en las taquillas de la Ópera, incluso una hora antes de que empiece el show.

Biblioteca Nacional de Austria

Fue antiguamente la Biblioteca Imperial de los Habsburgo con casi 8 millones de documentos. Se encuentra ubicada en el Palacio Imperial de Hofburg con una colección muy valiosa y rica. Tiene papiros, manuscritos antiguos, incunables, libros antiguos, mapas, partituras musicales, y muchas más cosas que lo hacen un excelente lugar para saber y conocer todo sobre la historia de este país y de la humanidad.

Con su estilo barroco, alberga varios museos como el de pergaminos, el de los globos terráqueos y el de esperanto. La entrada para la Biblioteca tiene un costo de 8€ y si quieres ingresar a los museos debes cancelar, además, 4€.

QUÉ VER EN VIENA EN 3 DÍAS

Palacio imperial de Hofburg

En la época antigua, fue la morada de invierno de la monarquía austriaca, en la que permaneció por más tiempo los Habsburgo, durante 6 siglos. En 18 alas veremos más de 2.600 salas que aún mantienen un estilo único y que ha sido marcado por cada uno de los habitantes, que han querido dejar marcada su huella en ellos.  Aunque en la actualidad se encuentran abiertos al público 20 salones, en los que incluso, se celebran conciertos clásicos de la Orquesta de Viena.

En la Platería de la Corte, verás una hermosa colección de cristalería de lujo, cosas de plata y porcelana, utensilios de cocina y mantelería de la monarquía austriaca. El museo de Sissi es otra de las estancias que aquí podrás ver y aprender de la vida de la afamada emperatriz, en la que destacan cosas como que fue muy insurrecta ante la corte, su ofuscación por la hermosura y su extrema delgadez. Por el pago de 15€ la entrada, visitarás el museo de la emperatriz Sissi, la platería de la Corte y los Salones imperiales.

Volksgarten de Viena

Es conocido como el “jardín del pueblo” diseñado en el año 1819, y es donde se encontraban las murallas de la urbe que fueron demolidas por Napoleón Bonaparte en el año 1809. Fue declarado como monumento del patrimonio de Austria, siendo también un parque, jardín botánico y rosaleda.

Puedes ubicarlo, usando el metro en la estación de Herrengasse. Se encuentra abierto al público todos los días y lo mejor de todo es que la entrada es gratuita. Sus múltiples monumentos y edificios son unas de las cosas qué ver en Viena en 3 días.

Ringstraße

Seguimos con nuestra guía y llegamos a una de las avenidas más significativa de la ciudad, construida en el mismo lugar donde estaba la antigua muralla. Es muy conocida por ser construida en forma circular y por albergar los edificios más importantes de la ciudad.

Un dato curioso de esta avenida es que todos sus tramos tienen en su nombre el sufijo Ring (anillo), por ejemplo: Parkring, Opernring, etc. Caminando por esta calle hallarás el Museo de Historia del Arte y el Burgtheater, que es el teatro imperial de la corte. Es un paseo realmente bonito qué ver en Viena en 3 días.

Iglesia de los Frailes Menores

La Minoritenkirche en Viena es una iglesia con estilo gótico francés, que fue construida en el año 1275 en la ciudad de Viena. Ubicada en el centro histórico de la ciudad, en su interior verás una copia de un vitral de la “Última Cena” del famoso Leonardo Da Vinci. Las misas que se celebran allí son realizadas en italiano y alemán, ya que en algún momento José II concedió la iglesia a la colonia italiana.

En español su nombre es “Iglesia Nacional Italiana de María de las Nieves” y muchas partes de su estructura fueron dañadas durante el proceso de algunas guerras en la localidad, pero que luego fueron reconstruidas. Ha sido la musa de muchos artistas, incluso del mismo Adolfo Hitler, que en el año 1910 hizo una obra de acuarela de esta Iglesia. De seguro es un hermoso lugar qué ver en Viena en 3 días.

QUÉ VER EN VIENA EN 3 DÍAS

Ayuntamiento de Viena

Erigido de forma neogótico entre los años 1872 y 1883, esta hermosa construcción se ubica en el distrito de Innere Stadt. Se halla situado en frente del jardín Rathauspark, pero con la particularidad de exhibir la figura más característica de toda Viena la Rathausmann. Se trata de un portaestandarte, que se localiza en lo más alto del edificio, midiendo unos 3 metros de altura.

A las puertas del edificio, a partir de cada noviembre, se realizan los mercados de Adviento, que adorna con alegría navideña este hermoso lugar. Otra de las cosas maravillosas que puedes ver en este lugar es la mejor pista de hielo que podrás ver en el mundo, entre los meses de enero y marzo. Además, puedes visitar aquí la Biblioteca Nacional y los Archivos Municipales y provinciales.

Hay visitas guiadas al lugar que no necesitas reservar, además también cuentas con el sistema de las audioguías en diferentes idiomas. Es uno de los mejores lugares qué ver en Viena en 3 días. Ya se encuentra disponible en nuestro blog ¿Qué ver en Berlín en 3 días?

Iglesia Votiva del Divino Salvador

Seguimos nuestro primer día de recorrido por esta hermosa ciudad europea y ahora nos dirigimos a la Iglesia Votiva de Viena. Su estilo neogótico y sus 2 torres gemelas de 99 metros en forma de aguja, son sus principales características. Sus altos techos, con enormes vidrieras, lo hacen ser un templo bastante claro y con mucha luz.

Otra característica que tienes que ver en esta Iglesia, es el altar de la Virgen de Guadalupe. Algo extraño para estar en Viena, si no conoces la historia. Resulta que el mismo fue construido en honor al emperador de México, el hermano de Francisco José. Allí se mantiene la “Vela Barbara” encendida, y se dice que puede llegar durar ardiendo unos 100 años.

Casa Museo Freud

En el distrito de Alsergrund vamos a encontrar la vieja morada en la que se encontraba la vivienda del Sigmund Freud entre los años 1891 y 1938. Fue uno de los lugares en el que permaneció con su familia, además tener allí su clínica psicoanalítica. Actualmente funciona como museo, siendo una de las casas más famosas de toda la ciudad y uno de los lugares qué ver en Viena en 3 días.

Allí verás más de 400 objetos que nos permiten distinguir cómo fue la vida del famoso psicoanalista. Muchos de sus objetos personales los pudo enviar a Londres, en el momento en el que tuvo que huir de Viena por la persecución Nazi, conservando en esta última solamente el mobiliario de su sala de consultas. Este museo se encuentra abierto todos los días al público, y su entrada tiene un costo de 12€ los adultos y 9€ los niños.

Kahlenberg: panorama desde las alturas

Cuando ya hayamos recorrido todos estos lugares, finalizando el día, lo más recomendable es que visitemos la colina de Kahlenberg. Es uno de los sitios más buscados por los viajeros, ya que les regala una perspectiva privilegiada de la ciudad. Allí hay 2 terrazas con vistas de panorama, una iglesia y un restaurante construido en el año 1930. Puedes llegar agarrando el autobús de la línea 38A.

Segundo día: ¿qué ver en Viena en 3 días?

Ya hemos descansado, y no podemos parar. Tenemos que continuar con nuestro recorrido de lugares qué ver en Viena en 3 días y ya llegamos al día intermedio. Así que continúa leyendo para que tenga una idea de a qué sitios dirigirte.

Palacio Belvedere

Este lugar se encuentra constituido por 3 palacios: Schloss Belvedere. Los dos principales se encuentran unidos por un bello y gran jardín de estilo francés que es un privilegio conocer. El primero de ellos es el Alto Belvedere, que se ubica en el punto más alto del jardín, y que además es la edificación más importante del conjunto, con una fachada muy detallada. Allí podrás ver diferentes pinturas de la Galería Austriaca.

QUÉ VER EN VIENA EN 3 DÍAS

Un poco más pequeño que el anterior, conseguimos el Bajo Belvedere, en la que se ubican exhibiciones de arte barroco de Austria de la Edad de Oro de Viena. Puedes llegar a este lugar usando el tranvía haciendo parada en Schloss Belvedere, y haciendo el pago de 22€ al ingreso. Una recomendación para este lugar es que la disfrutes desde afuera y pasear por sus bellos jardines, el ingreso, para algunos turistas, llega a ser un poco frustrante por la falta de decoración de sus salas.

Naschmarkt

Después de realizar la pasada por el Palacio Belvedere, podemos continuar con nuestro recorrido y la próxima parada la haremos en el mercado más conocido de toda Viena. Allí podrás comprar y adquirir todo tipo de alimento, flores y muchas cosas más. La cualidad más importante de este mercado es que se abre al público desde el siglo XVI.

Puedes hacer incluso una parada aquí para comer, lo que es muy recomendable, por la variada gastronomía que allí encontrarás. Lo ubicarás usando el metro, en la estación de Kettenbrückengasse, de la línea 4, todos los días, excepto los domingos.

Catedral de San Esteban de Viena (Stephansdom)

Otro de los sitios indispensables para conocer en Viena, es la Catedral que se encuentra ubicada en Stephansplatz. Edificada en el año 1147, funciona (actualmente) como el asiento principal de la arquidiócesis de Austria, y es actualmente el emblema religioso más significativo de la ciudad.

Allí podrás visitar, además, el museo en el que verás muchas obras y tallas religiosas que datan del siglo XVI. También puedes visitar las catatumbas que se encuentran en la Catedral, por un costo de 14,50€ la entrada con audioguía incluida.

Stadtpark de Viena

Se trata del “parque de la ciudad” en el que verás estatuas de artistas originarios de la ciudad. Hay mucha vegetación en este lugar que te hará pasar un rico momento al aire libre. Puedes visitar en este sitio el Kursalon Hübner, que fue el lugar en donde Mozart hizo su primera presentación.

Casa Hundertwasser

En nuestra siguiente para de qué ver en Viena en 3 días, vamos a dar hasta las casas más originales y famosas de la capital austriaca. Es un complejo de casas que fueron edificadas en la década de los años 80. La variedad de sus colores y la forma que se asemeja a un rompecabeza de niños, es lo que las ha hecho tan famosas a nivel mundial. ¡Imperdible!

Prater

Finalizamos este día de paseos en un parque de diversiones (que nunca está demás en uno de nuestros viajes) en la ciudad de Viena. Es el parque de atracciones más viejo de todo el mundo con uno de las insignias de la urbe en su interior: la noria de 60 metros. El acceso a este lugar es gratuito y puedes ubicarlo usando el metro, en la estación de Praterstern de la línea U1 y U2.

QUÉ VER EN VIENA EN 3 DÍAS

Tercer día: finalizando el recorrido

Ya nos llegó el último día de nuestro viaje y cosas que ver en Viena en 3 días, así que no podemos desperdiciarlo. Sigue leyendo para que sepas qué lugares visitar en este día y disfrutes mucho.

Palacio Schönbrunn

Comenzamos el día con una parada de un imperdible de Viena, y es una de las moradas de verano de la familia imperial. Fue construido en el siglo XVII, y sus habitaciones aún mantienen una decoración rococó muy propia de épocas antiguas.

La entrada con el Grand Tour, tienen un precio de 20€ por persona adulta, y 13€ por niños. Con ella podrás visitar el interior del palacio, los laberintos y la glorieta. Algo que no puedes dejar de visitar después de que termines este recorrido es el Museo de Carruajes Imperiales que se encuentra justo al lado del palacio.

Lainzer Tiergarten: un paseo por el zoológico

Es el zoológico con más antigüedad del mundo, y se encuentra muy cerca de nuestra parada anterior. Es conocido, además, como el mejor de toda Europa, y en él verás variedad de animales exóticos como osos pandas, elefantes y muchos otros. Logras ingresar pagando el precio de la entrada general que tiene un valor de 21€ por persona. Lo ubicas haciendo uso del metro U4 Hietzing. Es una experiencia única en Viena.

Paseo por el Danubio, algo qué ver en Viena en 3 días

Una de las cosas que debes hacer en tu último día en Viena, es realizar un paseo en barco por el Danubio. Saliendo desde Schwedenplatz en embarcaciones de dos pisos, harás uno de los mejores recorridos de la ciudad. Las hermosas vistas que tienes desde el barco, no tienen comparación, mientras haces una maravillosa cena a bordo del lugar y disfrutas de una buena música de fondo. ¡Suena muy romántico! Un hermoso final para estos 3 días de ensueño.

Un paseo a las afuera de Viena

Conocer la capital austriaca es una maravilla por sí sola, más aún cuando haces un recorrido por los lugares que ya te hemos mencionado. Sin embargo, a las afuera de la ciudad hay lugares que no te puedes perder:

  • Bratislava: es una de las excursiones más conocidas que sale de Viena, y puedes hacerla viajando en tren o en barco.
  • Budapest: es otra de las ciudades que los viajeros siempre queremos conocer, y puedes llegar hasta ella en bus o en tren.

¡Atención!, nuestros consejos para viajar a Viena

Como siempre, queremos que tus vacaciones en esta ciudad sean las mejores. Sigue los siguientes consejos que te daremos y ahorrarás mucho tiempo y dinero, mientras vas conociendo “la capital musical de Europa”:

QUÉ VER EN VIENA EN 3 DÍAS

Viena Pass

Se trata de una tarjeta que tiene entradas a los lugares de interés de la capital austriaca y que puede ser válida por 1, 2, 3 o 6 días. Es la más recomendable ya que al adquirirla ya no debes pagar la entrada de muchos de los sitios que aquí te hemos recomendado.

Vuelo barato muy cerca

Una excelente opción para llegar a Viena es viajar hasta el aeropuerto de Bratislava. Los pasajes hasta este aeropuerto son más económicos y sólo se encuentra a una hora de distancia del centro de Viena.

Free Tour de ¿qué ver en Viena en 3 días?

Siempre son buenos los free tour por la ciudad, ya que ellos nos llevan a los destinos icónicos, con las entradas pagas y el transporte incluido. Si quieres hacer un recorrido más fácil por cada uno de ellos, esta es una excelente opción.

Verifica los precios y las entradas

Como persistentemente lo hacemos, te recomendamos que antes de ir a Viena, y veas los lugares que quieres visitar, verifiques si se encuentran abiertos al público, cuál es su horario y cuál es el precio de la entrada para de esta forma evitar contratiempos. Si te ha gustado este artículo te recomendamos que visites Qué ver en Roma.

Deja un comentario