Comida Típica Portuguesa, lo que debes comer en Portugal

Cuando te preguntan sobre la Comida Típica Portuguesa, ¿qué es lo primero que piensas? Quizá se te viene a la mente la famosa tarta de huevo portuguesa o pastel de nata, pero ¿sabrás mencionar otros platos tradicionales de este país?. En esta ocasión, te traemos este interesante artículo sobre la gastronomía de uno de los países europeos más destacados.

comida típica portuguesa

Comida Típica Portuguesa

Los portugueses aman la buena comida y esta simple alegría impregna todos los aspectos de la vida. Encontrarás muchos platos regionales portugueses en todo el país, con énfasis en el pescado, la carne, el aceite de oliva, el pan, el tomate, las hierbas y especias.

La comida típica de Portugal está hecha con ingredientes simples y perfectamente preparados, ya que son frescos y saludables. Por supuesto, no hay que olvidar que toda buena comida tiene que venir acompañada de vino y las bebidas locales.

A pesar de que los platos tradicionales de Portugal sean menos conocidos que las elaboraciones gastronómicas de países vecinos como Francia, Italia e incluso España, eso no quita la posibilidad de que te enamores de alguna de las comidas que te ofrece este país.

En tal sentido, a continuación te mencionaremos cuáles son las comidas típicas portuguesas. Sin embargo, antes de seguir, te invitamos a revisar otros artículos de nuestro blog que seguramente te encantarán: ¿Qué ver en Coímbra?

Caldo verde

Es la tradicional sopa de los portugueses y si bien es particularmente popular durante los meses de invierno en el país, puedes disfrutarla durante todo el año, independientemente de que haya un clima frío o caluroso.

Como su nombre lo indica perfectamente, la sopa es de color verde y está hecha con un repollo verde oscuro especial que no podrás conseguir en otras partes del mundo, ya que es exclusivo del país lusitano.

Si buscas una comida típica portuguesa para obtener energía, que sea simple, de buen sabor y te permita seguir visitando los lugares que te ofrece Portugal, entonces deberás probar este platillo.

Bacalao portugués

Cuando viajes a Portugal, no te olvides fr probar este tipo de pescado, ya que es muy apreciado por la población y lo demuestran muy bien a través de sus más de 300 formas de prepararlo.

comida típica portuguesa

Al igual que el anterior plato mencionado, este refleja una sencillez en su preparación, lo cual no implica que sea malo. Al final conseguirás una comida con gran sabor y lo más curioso, es que dependiendo de la forma en que sea preparado, también tendrás que comerlo de diferentes maneras.

Por lo tanto, aunque sabes que estás probando el mismo pescado, cada experiencia será completamente distinta a la anterior.

Encontrarás el bacalao portugués preparado en parrilla, horneado, enlatado y por supuesto, frito, entre muchas otras formas. Si tienes la posibilidad, te sugerimos probar el Bacalhau a brás, el cual se trata del revuelto de pescado con huevo, elaborado con finas tiras de bacalao, papas, cebolla, ajo, aceitunas, perejil picado y obviamente, huevo.

Como verás, su preparación es muy simple y sin complicaciones, lo cual le hace una excelente comida típica portuguesa que no deberás dejar de probar.

comida típica portuguesa

Sardinas

Las sardinas son muy famosas en el país y por ello conseguirás diferentes platos que tienen este tipo de pescado, acompañado de otros ingredientes como pueden ser los mariscos. A continuación, te mencionaremos dos preparaciones que debes probar como parte de la comida típica portuguesa:

A la parrilla

Es la comida popular del verano portugués. Si viajas en junio, seguramente notarás el aroma de las sardinas siendo asadas cuando recorras las calles durante tu viaje.

De hecho, uno de los momentos donde más se consume este plato es durante la celebración de San Antonio en los días 12 y 13 de junio, en la ciudad capital del país.

Pero, te preguntarás ¿de dónde surge esa valoración tan positiva a esta comida típica portuguesa?. Pues bien, tradicionalmente los portugueses han dependido a lo largo de su historia de los productos marinos para su alimentación y el comercio.

comida típica portuguesa

En el caso de la sardina, se tienen cifra  de que anualmente el portugués promedio consume 5 kilogramos y la mayor parte de eso ocurre durante los meses de verano.

En estas fechas son preparadas a la parrilla usando carbón, se marinan con aceite de oliva y son acompañadas de ensalada, arroz y papas. En resumen, toda una auténtica y deliciosa comida típica portuguesa.

En conserva

Otra de las formas para consumir este pescado es a través de conservas, como el enlatado. Como dato curioso que debes tomar en cuenta, este país tiene una tradición histórica por la conservación del pescado.

En los últimos tiempos, consumir esta forma del pescado se ha vuelto en una actividad gourmet o lujo, mayormente en las ciudades de Lisboa y Oporto.

Durante tu viaje a Portugal, descubrirás sardinas enlatadas que se ofrecen como petiscos o en tapas en muchos bares y restaurantes. Además, puede que te interese conservar una de las latas, ya que tienen  diseños muy artísticos.

Este tipo de alimento se suele conservar con diversos condimentos e ingredientes como aceite de oliva, limón, salsa de tomate, hasta el pimiento rojo, el hinojo, curry o garbanzos. Te invitamos a leer otros artículos del blog, como: ¿Qué ver cerca de Oporto?

Sándwiches portugueses

Dejando s un lado los platillos marinos por el momento, Portugal te puede ofrecer varios tipos de sándwiches o emparedados que con solo verlos te darán ganas de pedir más de uno. En tal sentido, mencionaremos dos de los más relevantes:

Bifanas

Son los emparedados más famosos de todo el país y están elaborados con el más suculento cerdo adobado, servido en un pan que es crujiente por fuera y suave por dentro. Al mismo tiempo, es marinado con diferentes ingredientes, como son: pimentón, ajo y vino blanco.

Son perfectos para ser acompañados con sopa y papas fritas a la hora del almuerzo o la cena. Incluso van muy bien con una cerveza, mientras ves un partido de fútbol con tus amigos.

Hay varias formas de preparar este sándwich, puedes colocarle huevos, tocino, lechuga, tomate u otros ingredientes que te apetezcan. Aun así, cuando vayas a un restaurante local, ellos seguramente tendrán su propia receta, la cual será todo un secreto que ha pasado de generación en generación.

Francesinha

Este impresionante sándwich te dejará sorprendido y lo podrás ver en todos los establecimientos que sirven comida típica portuguesa en la ciudad de Oporto.

Está hecho con pan, jamón, salchichas y bistec, todo ello bañado con queso derretido y un huevo encima. Pero lo que la hace muy especial es la salsa que integra, que en la mayoría de los casos es una receta secreta.

Aunque se sabe que puede estar elaborada con tomate y cerveza, haciéndola espesa y perfecta para mojar tu emparedado francés y sí, como se acaba de mencionar, el nombre de este plato es una adaptación de la reconocida comida de Francia.

Pollo Piri-Piri

Esta comida típica portuguesa tiene mucha relación con la historia de los viajes de exploración de Portugal por África en los siglos XV y XVI. Durante uno de estos viajes conocieron un interesante pimiento pequeño pero picante, al cual denominaron como Piri-Piri.

En la actualidad, este tipo de condimento se utiliza para preparar este famoso plato de pollo, acompañado con papas fritas y ensalada, el cual se consume mayormente en la cena o simplemente como refrigerio en la noche.

Si deseas probar uno, tendrás que ir a los establecimientos que lo preparan y se llaman churrascaria, donde podrás comerlo o pedirlo para llevar.

Polvo à la Lagareiro

Volviendo a los platos marinos, Portugal se destaca por ofrecer diversos tipos de comidas hechas con mariscos. Uno de ellos es este, el cual tiene como ingrediente principal el pulpo.

Este platillo portugués consiste en preparar el pulpo mediante la aplicación de grandes cantidades de aceite de oliva, el cual será servido con papas hervidas. Todo ello terminará siendo pasado a la parrilla.

Viendo el resultado final, te sorprenderás tanto que pensarás que su preparación fue compleja y difícil, pero lo cierto es que es totalmente simple y te ofrecerá un sabor exquisito.

Porco Preto

Otra comida típica portuguesa que no dejarás pasar es el cerdo, en especial el negro, también conocido como porco preto, el cual es originario de Alentejo, concretamente de su capital, Évora.

Para que obtenga su sabor especial, a los animales se les permite andar libremente por el campo comiendo alcornoques y encinas.

De hecho, como dato curioso que puedes tomar en cuenta, este tipo de cerdo es el usado en España para elaborar el mundialmente conocido Jamón Ibérico.

Postres

Para finalizar el artículo sobre comidas típicas portuguesas, mencionaremos los postres que podrás comer durante tu viaje al país.

Pastel de Nata

Es el principal postre del país, es dulce y cremoso, elaborado con harina, mantequilla, huevos, canela y bastante azúcar. Para prepararlo, se colocan varias capas de masa cubiertas de una importante cantidad de mantequilla, lo que le permite ofrecerte una textura crujiente.

Después se corta la masa en pequeños trozos con forma de pasteles y se rellenan con la preparación de natillas de huevo. Seguidamente se metenal horno y luego te lo servirán con una taza de café caliente.

Postres de convento

Como su nombre lo indica, estos tipos de dulces fueron elaborados en los monasterios y conventos portugueses, utilizando ingredientes como azúcar, huevos, almendras y canela. Dependiendo de la ciudad que visites del país, conseguirás diferentes tipos de este postre, por ejemplo:

  • En Braga se denomina Tíbias y es un hojaldre relleno de pasta cremosa dulce.
  • En Alentejo encontrarás la Sericaia.

Concluyendo el artículo, debemos recomendarte que antes de viajar verifiques los detalles de los sitios a donde irás y las tarifas de entradas, estadía, transporte y más. Si te gustó nuestro artículo sobre la Comida Típica Portuguesa, te invitamos a leer sobre: Destinos Paradisíacos.

Deja un comentario